ACTUALIZADO A LAS
19:53

¡En un avión hay asientos seguros!

Quito ·
I
01 dic 2016 / 00:00 H.

La tragedia llegó para el Chapecoense, un equipo que llegó a la gloria desde la cuarta categoría del fútbol brasileño. Su avión cayó en suelo colombiano el pasado 28 de noviembre y 71 personas murieron, entre futbolistas y acompañantes.

Pero ¿qué tan posible es sobrevivir a un accidente aéreo? La revista Time analizó 17 incidentes desde 1980, donde los protagonistas fueron los aviones. Los asientos que están en la mitad, ubicados en la parte trasera de la aeronave, serían los más eficientes para generar mayores condiciones de seguridad.

Además, los que se encuentran en la mitad de la nave también podrían ayudar al pasajero a sobrevivir a un accidente. Esto, claro, dependerá del tipo de accidente. “TIME encontró que los asientos en la parte de atrás del avión tenían una tasa de mortalidad de 32 por ciento, mientras que en las áreas de adelante ese porcentaje es del 38 por ciento”.

Otros factores de seguridad

Entre las hipótesis que se barajan sobre el accidente y muerte de los futbolistas brasileños, del pasado 28 de noviembre, es que el avión se quedó sin combustible. Sin embargo, cuando se conforme una comisión para indagar el siniestro, entonces se sabrá qué sucedió realmente.

La Dirección de Aviación Civil del Ecuador (DAC) manifiesta que existe una Gestión del combustible en vuelo. Para ello, la entidad indica que se deben seguir los siguientes parámetros:

a. El piloto al mando se asegurará continuamente de que la cantidad de combustible utilizable remanente a bordo no sea inferior a la cantidad que se requiere para proceder a un aeródromo en que puede realizarse un aterrizaje seguro con el combustible de reserva final previsto.

b. El piloto al mando notificará al ATC (Control de Tránsito Aéreo) una situación de combustible mínimo declarando COMBUSTIBLE MÍNIMO cuando, teniendo la obligación de aterrizar en un aeródromo específico, calcula que cualquier cambio en la autorización existente para ese aeródromo puede dar lugar a un aterrizaje con menos del combustible de reserva final previsto.

c. El piloto al mando declarará una situación de emergencia del combustible mediante la radiodifusión de MAYDAY MAYDAY MAYDAY COMBUSTIBLE, cuando la cantidad de combustible utilizable que, según lo calculado, estaría disponible al aterrizar en el aeródromo más cercano donde puede efectuarse.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra