ACTUALIZADO A LAS
17:31

¡Preservativos y juegos eróticos en la escena del crimen de Las Malvinas!

I
01 dic 2016 / 12:59 H.

Sus vecinos aún recuerdan a la familia feliz, la que salía junta cada día y que no dejaba de sonreír, pese a la dura situación económica que atravesaba. El ‘jefe del hogar’, a quien identificaremos como ‘Paul’, perdió su trabajo y aún así no lo daba a notar en su estado de ánimo.

Pero ocurrió una desgracia y todo salió a la luz, pues se descubrió que, al parecer, en ese hogar existían problemas graves que conllevaron a que ‘Paul’ intentara suicidarse dos veces la semana pasada y, finalmente, acabara con la vida de sus cuatro hijos y su mujer, la madrugada del 29 de noviembre.

Los moradores estaban consternados. Comentaban que se les hacía difícil creer que su vecino hubiera acuchillado a sus pequeños y a la cónyuge, quienes fueron hallados en la sala de su casa, ubicada en un callejón de la cooperativa Mélida Zalamea de Toral, en el sector Las Malvinas, del sur de Guayaquil, a dos cuadras de una iglesia católica.

‘Paul’ tiene 38 años y estaba en el baño cuando los lugareños y los bomberos ingresaron a la escena. Tenía un corte en el cuello, porque también intentó quitarse la vida, pero los paramédicos lo trasladaron al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y después de intervenirlo le salvaron la vida.

Ahora deberá enfrentar un proceso por el quíntuple asesinato cometido antes del amanecer del martes, declaró el fiscal Víctor González, de la Unidad de Flagrancia, quien añadió que por lo analizado en el lugar del suceso, el sujeto podría ser llevado a juicio y posiblemente sentenciado a 40 años de privación de libertad. Sin embargo, una hermana de ‘Paul’ comentó que él tenía problemas mentales, aunque no pudo precisar de qué tipo, porque él nunca habría querido ir al médico. La pariente recordó que cerca de las 07:00 recibió una llamada de vecinos, quienes le informaron que la casa de sus allegados se incendiaba.

La joven detalló que habita en otro sector, pero se dirigió de inmediato al sitio y al llegar observó que unos enfermeros se llevaban a su familiar. De ahí corrió a la casa y se enteró de la tragedia.

La mujer también se mostró incrédula. Afirmó que el día anterior sufrió un accidente de tránsito -tenía un brazo vendado- y que fueron su hermano y su cuñada quienes estuvieron pendientes de su estado. Y no habría notado nada extraño.

El fiscal González aclaró que debido a esa versión será necesario realizar evaluaciones psicológicas para conocer la situación real de ‘Paul’, pero “eso no lo exime de culpa”. La madre fallecida tenía 30 años y cuatro hijos que procreó con el detenido: dos niñas, de 4 y 13, y dos varones, de 3 y 10 años.

Tras la inspección de la escena, González detalló que el menor de los vástagos fue hallado sobre un colchón que estaba en el piso y que él habría sido la primera víctima, pues tenía heridas en su abdomen. En cambio los otros vástagos y la mamá habrían intentado escapar, pero al encontrar la puerta cerrada no pudieron hacerlo y fueron acuchillados por la espalda, agregó el operador de justicia. Además, mencionó que la cónyuge habría recibido también una puñalada en el tórax.

El lugar de los hechos fue acordonado para evitar que se observen las pericias. No obstante, desde terrazas de casas aledañas se pudo ver cuando los agentes de Criminalística y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) ingresaban a la vivienda, donde además habría ocurrido un conato de incendio. Heriberto Moreira, investigador de explosiones e incendios de la Fiscalía, informó que ‘Paul’ habría creado algunos puntos de fuego, supuestamente para desaparecer los indicios de los crímenes.

El suboficial Raúl Chica, de la Unidad Antiexplosivos del GIR, sostuvo que “es lamentable el caso. Descartamos que haya usado material explosivo”. El experto reveló que “en seis puntos de la escena trató de crear un incendio: en una moto, en el sitio donde estaba el cilindro de gas, el baño, en una pila de ropa, unos parlantes y un tacho de basura que estaba junto a la cocina y la manguera del gas doméstico”.

El coronel Víctor Araus, al mando de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased), corroboró la información de lo sucedido y añadió que ‘Paul’ se encontraba estable y que lo antes posible tomarían su versión para conocer la verdadera motivación de los asesinatos. Preliminarmente acotó que se trataría de un asunto pasional.

El fiscal González reveló que los investigadores ubicaron los dos cuchillos con los que fueron asesinados los cuatro niños y su mamá. Las imágenes alrededor del lugar del suceso fueron de dolor. Familiares y algunos vecinos de las víctimas no pudieron contener el llanto. Lo mismo sucedió con varios paramédicos que llegaron para atenderlos. “Nos acordamos de nuestros hijos...”, lamentó una de los afectados emocionalmente.

El fiscal Víctor González también dijo que resultó duro para él ingresar a la escena y encontrar los cuerpos tendidos en el piso y un colchón. Sin embargo, su trabajo debía continuar y, en compañía de algunos agentes, subió al piso alto de la casa para buscar indicios y encontró preservativos y juegos eróticos, pero nadie le pudo explicar qué hacían ahí.

El funcionario precisó que eso deberá consultarle al detenido. El hallazgo podría ser fundamental para establecer el motivo del quíntuple asesinato.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra
VIDEOS "PEPA"