ACTUALIZADO A LAS
19:10

Comer en casa o en la calle: ¿Qué prefiere la gente?

I
14 jul 2017 / 19:30 H.

El ajetreado día a día de un ecuatoriano puede dejar sin tiempo hasta al más organizado, impidiéndole cumplir algunas actividades. Incluso, algunas tan básicas como desayunar, almorzar o merendar.

No solo el tiempo es un factor determinante. El aspecto económico también puede influir al momento de comer dentro o fuera de casa.

El tema tiene divida la opinión de la gente. Algunos prefieren consumir sus alimentos en casa por cuestiones de salud o para ahorrar dinero.

Para comer fuera de casa, se necesita un valor aproximado de entre 5 y 10 dólares por persona.

Por este motivo, hay quienes prefieren comprar previamente sus alimentos en algún supermercado y ahorrarse el gasto.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en junio, el costo de la canasta básica se ubicó en $ 707,47. De este valor, el destinado para la categoría ‘Alimentos y Bebidas’ es de $ 235,79.

Por su parte, el segmento de personas que priorizan el tema de salud, al no conocer los métodos de preparación de esta comida, prefieren abstenerse de consumirlos.

Entre los puntos a favor de comer en casa están, entre otros, estos:

- Sabes lo que comes.

- Controlas cantidad y calidad.

- Ahorras dinero.

- Mejoras tu salud.

- Evitas tentaciones.

Pero también está la otra ‘cara de la moneda’. Aquellos que se ven ‘obligados’ o ven facilidades al comer fuera de casa.

Para este grupo, la distancia de sus hogares, la falta de tiempo y mejor capacidad adquisitiva, conducen su decisión.

Están conscientes que a largo plazo, comer ‘en la calle’ podría generarles problemas de salud, pero se han acostumbrado por facilidad.

Las ventajas de comer fuera de casa podrían ser:

- No tienes que pensar qué preparar.

- Comes a mesa puesta.

- Pruebas nuevos platos.

- Sales de la rutina.

- Ahorras tiempo.

Consultamos a varias personas de ambos grupos respecto a que prefieren y cuál es su situación en este dilema. Esto nos dijeron:

Cecilia, 42 años, ama de casa

“Prefiero comer en casa por salud, porque la comida en la calle tiene mucha grasa. Sin embargo, cuando mi mamá no alcanza a cocinar, me toca comer en la calle”.

Isabel Santos, 65 años, ama de casa

“Normalmente cocino en casa. No soy partícipe de comer en calle porque la comida es demasiado grasosa”.

María Martínez, 50 años, ama de casa

“Prefiero comer en casa porque es más sano y lo cocino a mi gusto”.

Kevin Vélez, 22 años, estudiante

“A veces como en casa y otra veces en la calle. Depende de mi horario. Pero prefiero comer en mi casa y preparado por mí”.

Cristina Prado, 24 años, Ingeniera comercial

“Yo como en casa porque prefiero lavar bien mis alimentos. Aunque los fines de semana sí me gusta comer en la calle”.

¿Y tú, qué opinas? ¿Prefieres comer en casa o en la calle?

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra