ACTUALIZADO A LAS
21:54

Cuartel de bomberos lleva el nombre de un ciudadano insigne

I
12 oct 2017 / 16:29 H.

Hablar de Don Julio De la Cruz Suárez, en la parroquia José Luis Tamayo, perteneciente al cantón Salinas, es referirse a uno de los ciudadanos emblemas que ha tenido esta población, su valioso aporte al progreso de su lugar origen lo hicieron merecedor del cariño y respeto de todo el conglomerado.

En vida se trató de un hombre que delineó el camino que ahora siguen las autoridades locales para el desarrollo de este sector al ser fundador de varias instituciones, quienes lo conocieron aseguran que se trató de un permanente luchador de las causas justas en bien de los demás.

Don Julio De la Cruz Suárez, falleció el 10 de octubre del 2016 a la edad de 98 años, pero sus enseñanzas quedaron plasmadas en el corazón de su gente y desde el pasado miércoles la compañía de bomberos de esta parroquia lleva su nombre.

Entre aplausos y lágrimas de sus amigos y familiares fue develado el rotulo que identifica a una de las tantas organizaciones que De la Cruz Suárez creó, a la unidad de bomberos lo hizo en 1952 después de una reunión sostenida debajo de un árbol de acacias a donde acudían los ciudadanos a tratar los temas más importantes.

El octogenario Juvencio Del Pezo, amigo de “Don Julio” recuerda que lo primero que adquirió el cuartel fue una sirena que se sonaba para dar a conocer alguna emergencia, pero además marcaba el tiempo de los habitantes porque también se la prendía a las 06h00 para dar a conocer que el día empezaba, a las 12h00 que ya era mediodía y a las 18h00 que la jornada había culminado.

Cuartel de bomberos lleva el nombre de un ciudadano insigne

“Por mucho tiempo se mantuvo aquella costumbre, ya sabíamos que cuando sonaba a las 12h00 debíamos acudir al almuerzo”, refiere Del Pezo.

Para seguir conservando parte de esta tradición las autoridades de bomberos establecieron que la sirena continúe sonando al mediodía “este es el único sector de la provincia de Santa Elena que lo hace”, explicó el coronel Juan Alvia, jefe bomberil.

El educador Luis Rodríguez, es otra de las personas que conoció a “Don Julio”, el maestro considera que en buena hora se reconoce la gestión de un hombre sencillo con espíritu noble que siempre servirá de ejemplo de las futuras generaciones “se trató de un ciudadano de gran visión para el progreso de su pueblo”, indicó Rodríguez.

De la Cruz Suárez, fue uno de los primeros ciudadanos que aprendió a conducir un carro, vehículos que aparecieron en la península en la década de los años 1950, como era un experto en el volante, cuando se creó el hospital de La Libertad buscaban un chofer para que maneje la ambulancia y él ofreció sus servicios.

“Allí laboró 42 años y salvó a cientos de vidas, nos sentimos muy privilegiados al haber tenido un padre como él”, comentó su hijo, Florencio De la Cruz, quien aún conserva con orgullo el carro Chevrolet Apache que compró su progenitor en el año 1956.

Cuartel de bomberos lleva el nombre de un ciudadano insigne
Por su labor en el cuerpo de bomberos de Muey, fue ascendido a Teniente Coronel.

Instituciones que ayudó a formar

Don Julio Cesar De la Cruz, fue uno de los impulsadores para que la población de José Luis Tamayo consiga su parroquialización en el año 1937

Fue socio fundador del “Club Daring”, la única institución deportiva que tiene estadio propio en la parroquia, dirigió “La Voz de los Techos”, ente de ayuda social con megáfonos en los postes de la población para recolectar ayuda para los enfermos; entre otras tantas organizaciones.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra