ACTUALIZADO A LAS
23:16

La conjuntivitis, un mal invernal

I
05 mar 2018 / 00:00 H.

La conjuntivitis es una de las enfermedades del ojo más frecuentes durante la época invernal. La facilidad de contagio ha provocado que en menos de un mes se registraran, en Guayaquil, más de cinco mil casos de esta molestosa y dolorosa enfermedad.

El riesgo aumenta sobre todo en los lugares públicos. Una vez que el contagio ocurre son muchas las personas que recurren a los remedios caseros. El más común o ‘recomendado’ para tratar la conjuntivitis es aplicar limón en los ojos, cuando lo correcto es acudir al oftalmólogo.

“Lo único que ocasionará como consecuencia de aplicarse limón es producir una quemadura leve de la superficie ocular”, aseguró el doctor Luis Real, oftalmólogo especialista en cataratas y trasplantes de córnea.

Explicó, además, que es una creencia popular que el limón cura la conjuntivitis, cuando no es así. La epidemia actual que atraviesa Guayaquil es una conjuntivitis viral y el virus no se muere con el limón, porque ya está dentro de las células que están en el ojo e incluso en el sistema respiratorio alto, “por lo tanto el limón no va a curar la enfermedad”.

Qué hacer ante el contagio

Lo primero que debe hacer una persona que ha sido contagiada de conjuntivitis es mantener buenas normas de higiene. Lavarse las manos varias veces al día tratando de no dispersar las secreciones de sus ojos en objetos que vaya a tocar, como escritorios, pomo de las puertas etc. y eso implica una buena higiene personal para evitar contagiar al resto.

“Lo ideal es acudir al oftalmólogo, porque el paciente puede pensar que es una conjuntivitis y puede ser algo más grave, como una queratitis (inflamación o hinchazón de la córnea) y si se llega a automedicar puede ser como echar gasolina al fuego. Jamás se automedique”, recomendó el experto.

Prevención

La única forma de prevenirla es evitar el contagio. Si conocemos de alguien que padece esta enfermedad debemos evitar el contacto cercano y no poner nuestras manos en los sitios donde la persona puede haber dejado las secreciones.

Es ideal que en un ambiente de trabajo ante esta conjuntivitis severa que se ha convertido en epidemia, al paciente se le dé un descanso médico para que no contagie a nadie en su entorno laboral.

Tipos de conjuntivitis

Hay varios tipos de conjuntivitis y pueden ser:

- Bacteriana. Es contagiosa, usualmente por contacto directo con las manos infectadas o elementos que hayan tocado el ojo.

- Viral. Es altamente contagiosa y puede propagarse por la tos o estornudos.

- Alérgica. Es ocasionada por irritantes oculares como el polen, el polvo, la caspa animal en individuos susceptibles.

- Tóxica. Se da como consecuencia de la exposición a los agentes tóxicos como el cloro de las piscinas, exposición de las computadoras, aires acondicionados, por colirios con conservantes o el uso inadecuado de lentes de contacto.

La bacteriana y viral se producen por contagio y son las más frecuentes.

Para saber

La conjuntivitis es la hinchazón o la inflamación de la conjuntiva, membrana delgada que recubre el interior de los párpados y de la parte blanca de los ojos.

La enfermedad dura 7 días

Provoca comezón, secreción pegajosa y enrojecimiento de los ojos. Una vez dado el contagio es recomendable usar gafas oscuras, ya que los ojos se vuelven sensibles a la luz.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra