ACTUALIZADO A LAS
21:35

El almanaque que hace 186 años acompaña a América

I
14 ene 2018 / 00:01 H.

El hombre barbudo, copete a un costado, de frac y mirada perdida es el sello del Almanaque Pintoreso Bristol. El dibujo hecho a lápiz le da credibilidad a las 16 páginas que contiene. Cyrenius Chapin Bristol, el químico farmaceútico estadounidense que solo intentaba dar recetas caseras en 1832, ha sobrevivido 186 años y sigue contando.

Lo que antes estaba pensado solo para el público de Norteamérica llegó a al Sur del continente en 1850 para quedarse de largo; solo 6 años más tarde la perfumería Lanman & Kemp-Barday & Co, le compró la idea a Bristol bajo el mismo formato: un folleto naranja con su rostro de portada solo que desde ese momento tendría el título de almanaque.

¿Este cuadernillo cuenta con ejemplares en Ecuador? Con millones, pero su popularidad más grande la ha alcanzado en Colombia, según los mismos medios locales de ese país. Diario Extra preguntó a sus lectores por qué razones se hacen de un Bristol cada año y el 35% respondió que se debe a una tradición familiar.

Sin embargo, la fama de este almanaque se debe también a las fases lunares que trae. El calendario lunar es un añadido con el que cuenta desde hace siglos; mucho antes de que Internet aparezca y en segundos de todo un pronóstico del tiempo.

Elsa Graciela es cuencana y tiene un recuerdo especial con el almanaque porque en su lectura la inició su abuela. Dice que en las calles lo consigue a $1, ya si los vendedores quieren exagerar como mucho a $2 y que desde costaba solo par de sucres nunca faltaba: “No solo por mis antepasados que lo usaban sino por mis vecinos y la gente del pueblo. Yo soy de una parroquia y cuando uno visita familias el alanaque está en sus mesas”.

Un contenido congelado

Bristol parece haberse congelado en el tiempo y no es solo por su caratula envejecida sino por los dos productos estrella que promociona: el Agua de Florida y el Tricófero de Barry, elaborados en la misma perfumería que distribuye el almanaque.

También están las premoniciones de los astros de acuerdo a los signos y episodios cómicos a 8 cuadros. A eso solo agregarlo un par de poemas y curiosidades.

La edición de Ecuador es compartida con Perú y Bolivia, pero su distribución alcanza Nicaragua, México, Panamá, El Salvador, Honduras, gran parte del Caribe, Colombia y Brasil.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra