ACTUALIZADO A LAS
11:14

Marea subió en Montañita y asustó a los turistas

I
13 ago 2017 / 13:33 H.

Varios de los visitantes que tenían previsto encender fogatas en la playa de Montañita en la noche del sábado 12 de agosto y pasarla de maravilla al cierre del feriado, no lo pudieron hacer debido a un fuerte oleaje que se presentó en el lugar y obligó a que los visitantes abandonen la arena y se pongan a buen recaudo.

El agua del océano llegó al pie de varios negocios ubicados en la arena y ante la emergencia los comerciantes tuvieron que sacar parte de sus pertenencias de manera especial las carpas y parasoles para evitar que la corriente se los lleve.

Las olas también pegaron con fuerza en el enrocado que protege el malecón, además el mar rompió el taponamiento natural que lo separa con el estero, al ver que las aguas subían rápidamente el nivel en el afluente, varios de los turistas sintieron algo de miedo.

“Ni Dios quiera que el agua se venga hacia el poblado, sería terrible”, señaló con temor la guayaquileña Elsi Poveda, personal policial ayudó a que las personas se alejen de la orilla para evitar ocurra

algún accidente.

Con el periodo de la bajamar todo volvió a la normalidad, sin embargo, el fenómeno se volvió a repetir en la madrugada y mañana de ayer, Leonel del Pezo, presidente de esta comuna hizo un llamado a las autoridades cantonales y provinciales para que se designe un presupuesto y se coloque un enrocado de protección en el área que ahora resulta afectada.

“No sólo se debió proteger lo que hoy es el malecón, sino todo el perfil costero de Montañita, es urgente que se realice la segunda etapa del enrocado en la playa y de esta manera ya no tener este tipo de emergencias”, exigió el dirigente.

En Punta Carnero, balneario de Salinas, el mar también subió con gran fuerza, en la mañana de ayer se reportó la presencia de palizada que resultó a lo largo de la playa después de la bajamar.

Feriado positivo

A excepción de lo ocurrido en Montañita la noche del sábado, el feriado por el Primer Grito de Independencia deja un balance positivo en esta provincia, Ottón Arboleda, presidente de la Cámara de Turismo de Salinas señaló que llegaron más visitantes de lo que se tenía previsto.

Fue el balneario de Salinas el que más visitantes recibió durante el asueto, las autoridades estiman que el avistamiento de ballenas jorobadas atrajo a la mayoría de turistas, las operadoras reportaron entre los días viernes y sábados el viaje de más de 2.000 personas a esta aventura.

Los comerciantes que laboran en las playas coinciden que este feriado les fue mejor que los dos de mayo pasado, tanto por el Día del Trabajo y Batalla del Pichincha, “esta vez entre los tres días sí me he ganado unos $ 250, me vienen muy bien para pagar unas deudas”, aseguró Roberto Borbor, un vendedor de artesanías de tagua en Salinas.

Ricardo Armijos, coordinador zonal del Ministerio de Turismo, también coincidió que el feriado favoreció a los balnearios de Santa Elena, el ente estatal estuvo monitoreando a través de un equipo técnico el desarrollo de las actividades turísticas en esta jurisdicción.

Hasta el cierre de esta edición las autoridades de control de tránsito y policiales no reportaron novedades graves, en esta oportunidad los operativos de control de la CTE a los ciudadanos que manejan sus vehículos en estado etílico dio resultado y evitó que ocurran graves accidentes de tránsito.

Durante la madrugada de ayer los vigilantes de tránsito revisaron cincuenta vehículos donde andaban grupos de personas en farra y se detuvo a un conductor por manejar ebrio.

En la terminal terrestre la evacuación de pasajeros no registró novedades.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra