ACTUALIZADO A LAS
00:06

Los acribillaron al pie de una bananera

I
14 jun 2018 / 09:15 H.

Sobre un camino lastrado del recinto San José, quedaron los cuerpos de Luis Miguel Mariscal Guerrero, de 28 años, y José Manuel Troya Galarza, de 17, después de recibir varios cartuchazos mientras regresaban a casa. El hallazgo ocurrió la noche del 13 de Junio del 2018, cuando un comunero escuchó el ruido de los disparos y fue a verificar la novedad.

El hombre encontró a las víctimas con sus rostros casi desfigurados por el ataque perpetrado a la altura de la mandíbula. Luis Miguel a quien en el barrio le decía Chacho, registró el mayor número de impactos de cartucho y proyectil, mientras que el menor de edad conocido como Tadeo, solo presentaba un cartuchazo cerca de la boca.

Los difuntos eran cuñados y antes del crimen salieron a jugar pelota a bordo de la motocicleta de Luis Miguel, quien laboraba como guardia una bananera. El adolescente trabajaba esporádicamente como oficial en un bus de la cooperativa Cuidad de Vinces por lo que sus deudos aún no entiende el motivo del crimen.

Según el jefe del Distrito Puebloviejo, teniente coronel Walter Maroto, el hecho suscitado podría estar relacionado con la balacera y desmanes registrados hace dos semanas en la Unidad de Policía Comunitaria de la parroquia San Juan. Aquel episodio dejó siete detenidos entre los que estaba el líder de una supuesta banda delictiva que operaba en la zona.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra