ACTUALIZADO A LAS
16:04

Estos son los países de América Latina que mantienen la pena de muerte

I
16 sep 2017 / 00:00 H.

En América Latina existen un total de seis países en los que la pena de muerte es legalmente viable en la actualidad. Cuba, Brasil, El Salvador, Guatamela, Chile y Perú integran la lista de territorios que aún la contemplan en sus estatutos, aunque en algunos casos se restringe a situaciones excepcionales, según detalla BBC Mundo.

Cuba es el país que registra la última condena de este tipo en el año 2003. En su Código Penal se ordena ‘con carácter excepcional’ por homicidio, violación agravada, terrorismo, secuestro, piratería, espionaje, o promoción de la acción armada contra el país.

El presidente Raúl Castro justificó en el 2008 que la condena fue aplicada “para frenar en seco la oleada de más de 30 intentos y planes de secuestro de aviones y barcos alentados por la política de Estado Unidos”, según explica el medio.

Asimismo, cuando el gobernante cubano anunció que conmutaría la pena de un grupo de condenados a muerte por prisión, aclaró instantáneamente que este gesto no significa la abolición definitiva de la pena capital.

En Guatemala, el último caso de ejecución se registró en el año 2000. Aunque la pena de muerte se registra en la Constitución y Código Penal, no se aplica —hace aproximadamente 20 años— por un vacío legal al respecto.

Durante la presidencia de Alfonso Portillo (2000-2004) se derogó la ley que regulaba el indulto, y que permitía al primer mandatario suspender o no la ejecución en última instancia.

Por otro lado, en países como Chile (última ejecución 1985), Perú (1979), El Salvador (1973) y Brasil (1876), la pena de muerte fue abolida para delitos comunes, pero podría ser aplicada por la justicia militar por crímenes excepcionales cometidos en tiempos de guerra, detalla BBC.

Estos son los países de América Latina que mantienen la pena de muerte
Referencial. La Asamblea General de las Naciones Unidas, reafirmó por quinta vez el 18 de diciembre de 2014 su apoyo a la resolución “moratoria del uso de la pena de muerte”.

El primero aprobó sustituir esa pena por la de cadena perpetua efectiva de 40 años en diversos textos legales —se explica— “pero su código de justicia militar mantiene la condena capital para varios delitos en tiempos de guerra”.

En Brasil, por otra parte, los habitantes pueden ser fusilados. Esta pena se aplica en caso de guerra declarada por el primer mandatario “ante una agresión extranjera si cometieran delitos como traición, cobardía, rebelarse o deserción”.

En el caso de El Salvador, su legislación sostiene que “solo podrá imponerse la pena de muerte en los casos previstos por las leyes militares durante el estado de guerra internacional”.

Poco a poco todo cambia

En 1863, Venezuela se convirtió en el país pionero del mundo en abolir la sentencia de muerte y en 1999 se introduce a la prisión perpetua como alternativa de la pena capital. Según datos del informe global de Amnistía Internacional en el año 2016, 104 estados abolieron la pena de muerte para todos los delitos, 6 países para delitos de derecho común y 31 mantienen una moratoria sobre las ejecuciones, lo que suma 141 estados en total.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra