ACTUALIZADO A LAS
01:03

El sol en la Sierra y en la Costa se puso intenso... de nuevo

I
14 mar 2018 / 18:32 H.

Caminar por las calles de Guayaquil en estos días es un desafío contra el calor. El malestar generado por las altas temperaturas es uno de los problemas que tienen enfrentar los ciudadanos; además del peligro que representa la caída directa de rayos UV sobre la piel.

El Instituto Nacional de Metereología e Hidrología (Inamhi) ha presentado a lo largo de la semana estudios de distintos puntos en Ecuador, que muestran radiación UV por encima del nivel 8 y llegando incluso al nivel 15 en la Costa, lo que incluye a Guayaquil. Estos niveles son considerados como ‘muy alto’ y ‘extremadamente alto’ por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El horario en el que se deben tomar más precauciones va desde las 10:00 hasta las 15:00.

Según Raúl Mejía, coordinador regional del Guayas del Inamhi, “No se puede hacer un promedio a nivel nacional porque varía (de acuerdo a la ciudad), pero si hay que notar que las radiaciones siempre han sido altas en el Ecuador, lo que pasa es que antes no había datos”.

El aumento de la temperatura en Guayaquil ha ido acompañado con lloviznas aportando con niveles de humedad al calentamiento diurno principalmente. Aunque en la urbe porteña no exista un punto del Inamhi: para el registro de su radiación UV, Mejía afirma que: “en zonas de Salinas y costeras es similar a Guayaquil (el nivel) está alrededor de 10, lo máximo”.

En Quito esperan que la situación cambie

Durante los primeros 10 días de este mes, ha sido notorio que las lluvias han disminuido de manera significativa en la región serrana. “Se evidencia un importante déficit de precipitación”, señaló en un informe el INAHMI. La entidad informó que para la segunda semana de marzo, se tiene previsto que la situación cambie. Es decir, que las condiciones atmosféricas estén tendientes a generar lluvias en la Sierra.

El INAHMI comenta que los índices de radiación ultravioleta se han incrementado en la capital, esto debido a la cercanía que tiene la ciudad con el sol. “Cuando tenemos días despejados, ahí es lo más problemático, porque en ese caso si es más directa la incidencia de la radiación UV, no hay esa protección de la nubes” asegura Mejía.

También debe considerarse el medio ambiente. Cuando se dejan desperdicios como botellas de vidrio en las zonas propensas a incendios, estas producirán un efecto de lupa.

Durante este período de intenso sol, los bomberos capitalinos han combatido algunos siniestros forestales. Por ejemplo sucedieron en el sector de Cumandá (centro de Quito), en el cerro Puntas, el cual se ha visto perjudicado por dos ocasiones.

Al momento no se sabe si el intenso calor tuvo algo que ver, pero los uniformados recomiendan que en este lapso climático se evite quemar en ambientes vulnerables al fuego.

Recomendaciónes dermatológicas

El dermatólogo Jorge Adum Saade aconseja protegerse en todo momento de la radiación solar: “No solamente cuando está en la playa sino también en la ciudad y dependiendo del trabajo que se tenga. No es lo mismo ser oficinista que ingeniero, taxista o albañil”.

Adum sugiere el uso de ropas con tejidos oscuros que son las de mayor protección UV, las gafas antisolares y además bloqueadores solares.

Aunque el ciudadano busque medidas inmediatas para calmar los problemas a corto plazo que genera el calor, la concientización en el uso del bloqueador solar tiene que realizarse por lo que podría suceder a largo plazo. Sobre esto, el especialista opina que “mientras más joven se es, mayor capacidad hay de recuperación de la piel, pero ya pasando los años la capacidad va mermando y ya en edad adulta en 60 o 70 años comienza a haber cáncer de piel”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra