ACTUALIZADO A LAS
21:35

Meta uno del 2018: quedar bien con el SRI

I
11 ene 2018 / 00:01 H.

La prueba de lo que consumimos queda solo en facturas. La proyección de gastos anual que manda el Servicio de Rentas Internas (SRI) es un intento de recordar todo eso y hacer un estimado. Es decir, Año Nuevo, proyección nueva.

De ahí que la primera promesa a cumplir sea con el SRI: recordar que son cinco los rubros deducibles —los gastos en belleza por ejemplo, no cuentan—, que hay plazos según los números de cédula todos —caducan en febrero— y lo más importante, que hay que ganar más de $11.270 al año para entrar en esta dinámica.

Por cierto, una precisión más antes de explicar con más detalles cómo se hace: la entrega de este formulario no es obligatoria y lo pueden llenar quienes deseen beneficiarse de una menor retención mensual de impuesto a la renta.

Tipos de gasto a deducir

Vivienda (hasta $ 3.662,75): los que se generen por la adquisición o construcción. Aquí también se vale la remodelación, ampliación, mejora o mantenimiento de la casa donde habite. Si es alquilada, entonces aplica el pago de arriendo, servicios básicos; y alícuotas.

Educación (hasta $ 3.662,75): los débitos por matrícula, pensión, derechos de grado, útiles y textos escolares, guarderías, uniformes, transporte escolar, equipos de computación, material didáctico para estudio e intereses de créditos educativos otorgados por instituciones autorizadas.

El arte también cuenta en esta área: cursos de dibujo, ballet clásico, pintura, teatro, escultura. etc, y cultura. Aquí también se incluye cursos de diversos idiomas.

Alimentación (hasta $ 3.662,75): gastos por la compra de productos naturales y artificiales; compra de alimentos en centros de alimentos preparados; y pensiones alimenticias.

Vestimenta (hasta $ 3.662,75): compra de cualquier tipo de prenda vestir, pañales y por la confección de esas prendas.

Pilas que esto no se tomará en cuenta: accesorios, ni algún tipo de joyas.

Salud (hasta $ 14.651): pago de honorarios médicos y a profesionales de la salud; servicio de salud brindado por hospitales, clínicas y laboratorios debidamente autorizados; medicina prepagada, prima y deducibles de un seguro médico; medicamentos, insumos médicos, lentes y prótesis, y algún otro accesorio para la salud. O hasta $ 22.540: si son gastos por enfermedades catastróficas, raras o huérfanas debidamente certificadas o avaladas por la autoridad sanitaria nacional competente.

Recalcule de julio a agosto

Si falla en el cálculo que ha estimado gastar no se preocupe, existe un anexo que se llena en julio y con ese puede corregir gastos que hayan aumentado y hacer una especie de recalcilo Anaí aproximado inicial.

No incluya sus décimos en la suma de lo que gana

Los valores que se perciban anual o mensualmente como decimotercer o decimocuarto sueldos y por fondos de reserva no se tomarán en cuenta como ingresos para calcular la proyección de gastos.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra