ACTUALIZADO A LAS
00:06

Los riesgos del trabajo infantil

I
12 jun 2018 / 00:01 H.

Suena lógico y hasta un poco obvio. El trabajo no es una actividad para niños; sin embargo las cifras de 2017 a nivel mundial demuestran que todavía falta un largo camino por recorrer antes de erradicar el trabajo infantil.

Estos niños y niñas se encuentran en todas partes, y sus empleadores incluso les dan un ‘superpoder’, los vuelven invisibles. Ya sea trabajando como sirvientes, o camuflándose entre las máquinas de un taller tratan de pasar desapercibidos.

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) señala que existen 218 millones de niños de entre 5 y 17 años que están bajo alguna situación de producción económica; y de ellos 152 millones son víctimas del trabajo infantil.

La cifra no resulta extraña, ya que a pesar de ser ‘invisibles’ seguro recuerdas al niño que ha intentado limpiarte el parabrisas; claro que esto es solo un ejemplo de todas las actividades a las que se ven sometidos.

El trabajo a corta edad no es cosa de género, sin embargo el mayor porcentaje de estos trabajadores se sitúa en los varones. De los 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, 88 millones son varones y 64 millones son niñas.

Este 12 de junio se celebra el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, y para notar cómo afecta el trabajo en la vida de los chicos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) realizó un listado de actividades que realizarían los niños en lugar de trabajar.

Los riesgos del trabajo infantil

¿Qué haría si no tuviera que trabajar?

6-8 años

Sin trabajo infantil: A esta edad los niños promedio asisten a la escuela y gozan de educación gratuita.

Trabajo infantil: Desde una corta edad tienen que acoplar trabajo y estudio, lo que resulta demasiado largo y duro para su cuerpo.

9-11 años

Sin trabajo infantil: Juegos, alimentación adecuada y permanencia en la escuela.

Trabajo infantil: Ocasiona irregularidad en las clases y bajas calificaciones.

12-14 años

Sin trabajo infantil: Los niños participan en actividades de su interés. En el caso de la agricultura pueden aprender habilidades que les serán de utilidad en el futuro.

Trabajo infantil: La mayoría son obligados a abandonar la escuela y a trabajar a tiempo completo.

15-17 años

Sin trabajo infantil: Asisten a una escuela secundario o de formación profesional.

Trabajo infantil: Los niños han alcanzado la edad mínima para la actividad laboral, pero están involucrados en actividades de riesgo propias del trabajo infantil.

18-19 años

Sin trabajo infantil: Ahora son jóvenes adultos con mayores posibilidades de empleo.

Trabajo infantil: Estos jóvenes están atrapados en una empleo con salarios bajos y pocas ventajas laborales.

20-24 años

Sin trabajo infantil: Los niños se transformaron en adultos con empleos decentes y mayores oportunidades.

Trabajo infantil: Debido a los años de trabajo en su infancia, el joven adulto pudo haber sufrido una lesión o efectos crónicos de una enfermedad laboral.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra