ACTUALIZADO A LAS
19:38

Esta es la nueva red social que quiere que seas tú mismo

E
04 mar 2018 / 00:00 H.

El nombre más buscado en Internet ya no es Cristiano Ronaldo ni Miley Cyrus, es Vero, una nueva red social que, bajo la promesa de mayor transparencia y flexibilidad, busca ofrecer un espacio donde dar una imagen real y más profunda de sus usuarios.

Twitter cae poco a poco en el desuso, Snapchat intenta retener a sus usuarios con filtros cada vez más elaborados e Instagram y Facebook, en su continua competencia por el puesto de red social más popular, han introducido novedades que no acaban de convencer a sus beneficiarios como la criticada anulación de la cronología en Instagram o los ‘stories’ en la obra de Mark Zuckerberg.

...Pero, ¿cómo es Vero?

Esta nueva aplicación —probada por Efe— se asienta en el mercado con la promesa de ofrecer todo aquello que las demás redes sociales arrebatan a sus usuarios: publicaciones presentadas en orden cronológico, libertad para publicar contenidos en cualquier formato y la capacidad de dar una imagen de nosotros mismos más veraz que en la idílica Instagram o el elitista Twitter.

Fue creada por un rico libanés hijo de un ex primer ministro español —explica Efe— un abogado y un productor de cine y, aunque se lanzó en 2015, es ahora cuando está experimentando su ansiado “boom”. Y eso que, de momento, han sido muy pocos los influencers que han aterrizado en ella.

Puede que esa ausencia de reyes en esta nueva res social sea precisamente el motivo por el cual las descargas han aumentado considerablemente en las últimas semanas. O tal vez haya sido porque Vero va a ser una aplicación de pago, excepto para el primer millón de usuarios que la descarguen, quienes podrán usarla de manera gratuita de por vida, o eso dicen.

Al menos así era antes, porque viendo el reciente crecimiento sus fundadores han ampliado indefinidamente ese cupo de un millón de afortunados hasta nueva orden. Esto es lo que nos se encuentra en la ya famosísima Vero:

¿Qué pinta tiene Vero?

Esta es la nueva red social que quiere que seas tú mismo

El negro y el verde azulado son los colores corporativos de la aplicación, que tiene una apariencia limpia, minimalista y bastante intuitiva. La pantalla principal es una línea de tiempo, igual a la que manejan Facebook, Twitter o Instagram.

Con dos diferencias fundamentales: el ‘feed’ de Vero es totalmente cronológico y no se puede manipular. Es decir, solo ves el contenido que comparte la gente que te interesa, en el momento en que lo comparte, porque la plataforma no aplica algoritmos (como los que ahora hacen que en Instagram se ordenen las imágenes en función del número de seguidores de cada cuenta o la interacción que se haga con ella), ni contempla modelos de promoción que permitan publicitar tus contenidos en ‘timelines’ ajenos, como también ocurre en la red social de los ‘likes’.

El manejo es bastante sencillo. Cuando se abre la aplicación se accede directamente al ‘timeline’. En la parte inferior hay un botón circular con un “+” inscrito que sirve para publicar; y en la parte superior hay cinco controles: búsqueda, perfil, colecciones, notificaciones y mensajes.

La principal diferencia con el resto de aplicaciones está en colecciones, que recopila automáticamente el contenido de nuestro ‘timeline’, es decir, lo que hemos compartido nosotros y las cuentas que nos interesan. Todas esas publicaciones se organizan en categorías cerradas que responden al formato de cada publicación.

Sin embargo, no existe la opción de que el usuario cree sus propias categorías temáticas.

¿Qué se puede publicar?

De todo. Si decíamos que las colecciones organizan el contenido según su formato es porque en Vero se pueden compartir fotografías (hasta 9 en una misma publicación), enlaces, música, películas y demás contenido audiovisual, libros y lugares. Y como es de esperar, se pueden combinar varios de ellos en una misma publicación, al igual que en Facebook.

Esta variedad recuerda un poco a la época Tumblr. De hecho, se pueden configurar los comentarios para que aparezcan en hilos, como en la mítica red de la inspiración. El contenido que se publica aparece en el ‘feed’ y también en nuestro propio perfil, a través de la pestaña “mis publicaciones”. Cuando se visita un perfil ajeno, basta con deslizar la pantalla hacia arriba para ver lo que la persona ha publicado, pudiendo acceder a todo el contenido o filtrarlo por formatos, que van apareciendo conforme se utilizan.

Pero lo mejor de las publicaciones es que entre ellas no se cuelan anuncios constantes ni ‘bots’, como sí ocurre en Instagram y Twitter debido a las promociones pagadas. Y entonces, ¿de dónde saca Vero el dinero? Según dicen, su única fuente de ingresos serán esas futuras suscripciones que algún día se empezarán a aplicar y que obligará a pagar (aún no se sabe cuánto) para poder tener una cuenta en la red social de moda.

¿Cómo se hace amigos?

Las interacciones se organizan en dos categorías. Por un lado están los seguidores y por otro los contactos. Para interactuar con un perfil se puede seguir, como se haría en cualquier otra red social, o se puede mandar una solicitud de contacto.

Los contactos permiten establecer distintos grupos de confianza, por así decirlo, y encasillar a cada usuario en ‘amigo íntimo’, ‘amigo’ o ‘conocido’. Esto se utiliza a la hora de publicar contenido y elegir cuál de estos grupos puede verlo, tanto en su ‘timeline’ como cuando acceden a nuestro perfil. También existe la opción de publicar contenido privado.

Con esta diferenciación, desde la plataforma explican que pretenden animar a la gente a ser más selecta y compartir sus momentos íntimos con sus amigos más cercanos, los momentos sociales con amigos, y los acontecimientos importantes con conocidos. Por último, hay que tener en cuenta que cada grupo incluye al anterior, por lo que si se comparte algo con amigos íntimos solo ellos podrán verlo, pero si se hace con conocidos, podrán verlo las personas de las tres categorías.

Vero, ¿sí o no?

Una vez puestas las cartas sobre la mesa solo queda decidir si la aplicación es o no recomendable. Para estar atrayendo tanta atención, hay que decir que Vero no funciona precisamente bien, pero es algo de lo que avisa a sus usuarios con el clásico e-mail de bienvenida. En él explican que, puesto que sigue en fase de desarrollo, la red social puede presentar problemas de funcionamiento ocasionales o sufrir cambios drásticos en su apariencia y funcionalidades.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra