ACTUALIZADO A LAS
21:06

Estos son tres fenómenos que afectan a las relaciones en la era digital

E
15 jul 2017 / 00:00 H.
    Image

El ‘smartphone’ es el nuevo intermediario en las relaciones interpersonales. Hay quienes lo utilizan para buscar compañía. Otros que se entregan a la rutina del ‘scroll down’, en lugar de crear una con su pareja; también están los que deciden usarlo para ‘romper’ y desaparecer.

La tecnología ha transformado la manera en que la gente interactúa. En un mundo en que un total de 4,9 billones de personas tienen un teléfono inteligente, los encuentros sexuales podrían estar al alcance de un clic. De ahí que la acción de usar el móvil para enviar imágenes sugestivas de uno mismo, se haya convertido en un fenómeno con nombre propio: ‘sexting’.

Asimismo, prácticas como el ‘phubbing’ —o prestar más atención al celular que a tu novio o novia— se han convertido en un hábito que atenta contra las relaciones.

La no comunicación también se ha vuelto una tendencia facilitada por los dispositivos móviles; esta práctica que involucra dejar contestar mensajes o bloquear a alguien en ‘apps’ como WhatsApp o desaparecer de las redes sociales, se conoce como ‘ghosting’.

Pero... ¿De qué modo estos fenómenos afectan las relaciones de pareja?

‘Sexting’

El término es una contracción de las palabras sex (sexo) y texting (mensajes de texto). Según un estudio citado en PsyPost —que analiza las consecuencias de este hábito en diversos tipos de relaciones— 8 de cada 10 personas experimentan con el ‘sexting’.

La investigación, publicada en la revista científica Computers in Human Behavior, expone que los ‘sexts’ compartidos en relaciones casuales suelen tener más resultados negativos para los individuos, que en el caso de las relaciones formales.

Entre los aspectos positivos se destaca que enviar mensajes, fotos o videos sexualmente explícitos a su pareja romántica resulta divertido, además de una forma de complacerlas.

Sin embargo, una consecuencia negativa es el sentimiento de culpa que experimentan las personas por el contenido enviado a compañeros recientes; algunas incluso reportan incomodidad y trauma en el momento.

Mientras los hombres reportaron que su última pareja sexual vía móvil fue una casual, las mujeres indicaron que era una formal, expone el estudio.

‘Phubbing’

Este término —una mezcla entre las palabras ‘phone’ (teléfono) y ‘snubbing’ (desaire)— describe “el desprecio a la pareja en favor de la tecnología”, como lo explica esta publicación del HuffPost.

Se trata de con qué frecuencia te distraes con el celular en presencia de tu novio o novia. Un escenario familiar para los usuarios de smartphones, ¿no? Según una publicación de PsyPost, el ‘phubbing’ se ha convertido en una “verdadera fuente de conflicto”.

Su impacto en las relaciones resulta negativo, según confirman varios estudios, “ya que una persona que pasa mucho tiempo con su teléfono hace que su pareja se sienta menos satisfecha y, en el 54 % de los casos, sus familiares afirman que se sienten menos importantes para ellos”, cita el medio estadounidense.

‘Ghosting’

Este hábito se ha expandido tanto en las relaciones sentimentales como en las de amistad. Aunque el smartphone agiliza la comunicación y fue creado, entre otras cosas, para mantener conectados a sus usuarios, también ofrece la opción de desaparecer de la vida de otro individuo.

No contestar mensajes, bloquear contactos o desaparecer de las redes sociales. Esas son algunas de las acciones que aluden a la práctica del ‘ghosting’.

Según cita una publicación de Verne, se trata de una actitud que suele provocar remordimientos en quien lo aplica y efectos negativos en la autoestima de quien lo recibe, pues hace imposible “dignificar el fin de una relación, en ocasiones no está mal visto y es incluso admisible”.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra