ACTUALIZADO A LAS
14:14

La noche guayaquileña emocionó a Myriam Hernández

E
15 abr 2018 / 13:02 H.

La cantante chilena, Myriam Hernández, no pudo contener su emoción y estalló en llanto durante el concierto ofrecido la noche del sábado 14 de abril en el coliseo Voltaire Paladines Polo, de Guayaquil.

“Gracias de corazón, sin mi Dios y ustedes no seria nadie”, repetía una y otra vez, mientras el concierto se suspendió por varios minutos hasta que la intérprete de “El hombre que yo amo”, pudo contenerse.

Es que Myriam no se imaginó que el coliseo estaba totalmente lleno y que el público cantaba a viva voz cada uno de sus temas, como en los años de apogeo de su carrera musical a fines de los ochenta.

“Gracias por su cariño” insistía la cantante, mientras que los asistentes aplaudían de pie.

Y es que lejos de pensar que ella y las otras dos protagonistas del concierto, Karina de Venezuela y Marisela de México, eran artistas de los ochenta y noventa, las divas lograron reunir a varias generaciones en su recital.

Entre el público se vio a cincuentones cantando con adolescentes de 16 años y hasta gente de su club de fanáticos que vino desde Perú.

Todos los asistentes pudieron cantar los temas mas populares de cada una de ellas.

“Huele a peligro”, “El hombre que yo amo”; “Se me fue”, entre otros de la chilena enloquecieron al público; lo mismo sucedió con las otras dos divas.

La venezolana Karina cantó sus canciones más sonadas, entre ellas “A quien”, “Sálvame”, “Se como duele” y la mexicana Marisela, aquellas canciones ‘cortavenas’ como “Sin él”, “La dama de hierro”, “Sola con mi soledad y “Completamente tuya”.

Tras más de cuatro horas de concierto, el público cantó, recordó, lloró, suspiró y hasta le vino a la memoria las veces que su corazón quedó despechado.

“Lindo concierto, nosotras las vimos el viernes en Quito y hoy en Guayaquil, comentaron Karina Ortega y Verónica Quiroz, dos venezolanas radicadas en Ecuador que siguen a estas cantantes desde sus inicios.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra