ACTUALIZADO A LAS
23:58

La moda de las tiendas inteligentes sin humanos gana adeptos

I
06 feb 2018 / 00:00 H.

La tienda, todavía un prototipo, se ubica en un centro comercial de la ciudad china de Shanghái, se llama We Life y es un establecimiento de unos 300 metros cuadrados sin cajas ni cajeros en el que se venden productos variados.

Está vinculada a la plataforma de pago de la compañía WeChat Pay, que a su vez funciona de la mano de la herramienta de comunicación WeChat, la más popular en China, similar a WhatsApp pero con múltiples funcionalidades más.

Amazon Go fue presentada en la ciudad de Seattle bajo una gran expectación, un año después de lo previsto por la compañía y tras haber solucionado algunos de los problemas detectados en el periodo de prueba.

Mientras, la de Tencent es solo una muestra que va a estar abierta por unos días, hasta este domingo día 4, y con la que la compañía busca demostrar que tiene capacidad de entrar en este mercado del futuro próximo.

Según contó al diario local China Daily un ejecutivo a cargo de ventas minoristas en WeChat Pay, Bai Zhenjie, la tienda muestra las capacidades de pago de Tencent en el ámbito de la venta minorista física.

Pero, a diferencia de los planes del gigante chino del comercio electrónico Alibaba (quien posee una cadena de supermercados físicos, Hema), Tencent no pretende tener supermercados propios sino servir a otras marcas.

“En lugar de abrir nuestras propias tiendas físicas, nos gustaría presentar estos modelos de negocio a socios, a terceros, y proporcionarles estas capacidades”, apuntó.

En We Life, las puertas de la tienda se abren tras escanear a través de WeChat un código QR y el usuario puede tomar los productos necesarios. Al salir, el comprador se ha de detener bajo un arco de seguridad que detecta lo que se ha tomado, productos que aparecen automáticamente en el “carro virtual” del teléfono móvil.

Identificación por radiofrecuencia

La moda de las tiendas inteligentes sin humanos gana adeptos

Todos los productos en la tienda están equipados con etiquetas de identificación por radiofrecuencia, que usan chips magnéticos para almacenar información.

Tras esto, el usuario hace el pago a través de WeChat Pay, supuestamente sin interactuar con un solo ser humano, aunque siguen siendo personas quienes, por ejemplo, reponen los productos en la tienda.

“Desde que entro hasta que salgo, todo lo hago yo, así que me parece más libre y cómoda, con más espacio y opciones. Me parece muy bien en general”, contó a Efe una de sus usuarias, una joven llamada Chang Xiaoyue.

Pero Tencent no es ni la primera ni la única compañía china que pretende apostar por este modelo de negocio basado en la inteligencia artificial.

El mes pasado, la empresa de comercio electrónico JD anunció un plan para abrir cientos de tiendas sin cajeros mientras que Alibaba también presentó en una feria su futuro supermercado sin personal de su plataforma de venta Tmall.

Y compañías más pequeñas como BingBox y F5 Future Store ya lanzaron hace meses sus propios proyectos, tiendas de conveniencia más pequeñas que Amazon Go en las que el cliente puede comprar productos de primera necesidad sin interactuar con humanos y que prometen extenderse pronto por las grandes urbes chinas.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra