ACTUALIZADO A LAS
14:14

Roberto Ordóñez: “Tengo fe que voy a levantarme”

Manta ·
D
15 abr 2018 / 15:31 H.

Tuvo un 2017 de pura acción y anhelaba un 2018 de solo éxitos. Sin embargo, a Roberto ‘La Tuca’ Ordóñez, del Delfín, la suerte no lo acompañó: Se lesionó. Ahora debe esperar tres meses para buscar su buena suerte.

Han pasado cuatro semanas y el jugador está en Guayaquil haciendo la rehabilitación de la lesión del ligamento interno de la pierna derecha.

Le hace mucha falta al equipo manaba, pero tiene la seguridad de que volverá con más fuerza que antes a jugar el torneo que siempre le ha atraído como es la Libertadores.

Es tarde y estamos en la 29 y la Che, en pleno suburbio porteño. El espigado jugador llega a la entrevista con EXTRA y en la calle no puede pasar desapercibido. Varias fotos con los hinchas. Las lágrimas de coraje por no estar en la cancha son cosas del pasado. Dice que Dios sabe porque lo hace todo y que esto le deja una lección de vida.

¿Qué se te vino a la mente cuando te lesionaste?

En ese momento veía como mi sueño de jugar Copa Libertadores se venía abajo. Se me salían las lágrimas, lloré mucho. Era por la pena e impotencia de no poder estar en la cancha en un torneo internacional. Recordaba que me fue bien e hice un gol que quedó para la historia para el fútbol manabita. Me dolía porque deseaba hacer una gran Libertadores y con eso podría haber emigrado.

¿Se quebraron los sueños?

No, porque con el pasar de los días me tranquilicé y sabía que si tengo confianza en Dios, todo pasará rápido y esto tiene un propósito. Las dos primeras semanas fueron duras, luego me calmé. Al inicio no podía ni moverme, me dio mucha tristeza, me quedé este año en Delfín porque soñaba jugar toda la Libertadores, pero pasó esto.

¿Después de un año brillante en el 2017 a no jugar en el 2018...?

Duele y mucho, además el equipo no está bien. Tengo fe que me voy a levantar y seguiré dando mucho cuando vuelva.

¿Quién extraña más, Delfín a la Tuca o la Tuca a Delfín?

Extraño más, quiero estar con mis compañeros, pero me faltan tres meses de recuperación. Anhelo tener la pelota en los pies, ver a mi hinchada, a Manta.

¿Estar delante de la TV es diferente?

El partido ante Colo Colo fue increíble. Sufrí y festejé como un hincha más. Fue lindo ver a mis compañeros ganar de esa manera. Además, quería ingresar a la cancha, pero eso era solo la adrenalina del encuentro. A ratos me desesperaba para que termine el partido. En las primeras semanas, hasta movía la pierna, eran las ganas y el vicio de jugar.

¿Quién ha sido la fortaleza en estos duros días?

Dios y mi madre que está en el cielo. Mi familia que está a mi lado en las buenas y en las malas, siempre estamos unidos. La dirigencia que se ha hecho presente.

¿Sin resentimientos cuando saliste lesionado?

Nada de eso, nadie va a lesionar a nadie. Son cosas del fútbol. Esta vez me tocó a mí y punto. Hay que salir de estas situaciones lo más rápido.

¿Te desespera estar en Manta?

Lo que deseo es estar en óptimas condiciones para poder darle todo a Delfín. Quiero recuperarme al máximo. Voy por una recuperación plena, para cuando vaya a Manta esté 10 sobre 10. No quiero por desesperado que me pase algo.

¿La lesión en qué te afectó?

En lo anímico, pero soy muy claro. De algo esto me servirá. Tengo fe que me levantaré lo más rápido. Espero dar un mensaje de todo lo que me ha pasado. Muchos piensan que con esto se acaba todo, pero no es así.

Estoy haciendo un gran trabajo con Jorge Andrade y reacciono bien. Hago trabajo a doble turno todos los días.

¿Este tiempo ha servido para estar con la familia?

A veces uno no entiende las cosas. Este momento me ha servido para estar con la familia, con mis hermanos. También para ver el negocio que tengo en Guayaquil, cada día aprendo más. Además, en las malas se ve quiénes son tus amigos de verdad. Por ahora disfruto de mis seres queridos.

¿Ahora hay que hacer fuerza para que el equipo avance lo más lejos en la Libertadores para alcanzar a jugar?

Esa es mi idea, volver a estar en la Copa Libertadores, pero si eso no se da quiero que Delfín clasifique a la Sudamericana, eso sería genial. Toca esperar que pasen los meses. Si Dios lo quiere, las cosas se darán. Por ahora soy un hincha que sufre todas las semanas para que el equipo se levante.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra