Guayaquil, mié 21/sep/11


Portada ::Especial :: Noticia

Extienden plazo de plan para que estudiantes chilenos no pierdan el año

AFP

  • Calificación:

El gobierno chileno extendió el plazo para inscribirse en un plan para que estudiantes de colegios ocupados ilegalmente en el marco del extenso conflicto estudiantil puedan recuperar las clases y no perder el año escolar, una eventualidad para unos 70.000 secundarios.

El programa, llamado 'Salvemos el año escolar', permite a los estudiantes asistir a otros colegios que funcionen regularmente o postular a tutorías para rendir a fin de año exámenes libres que les permitan ser transferidos de curso.

"Es clave que los estudiantes vuelvan a clases lo más rápidamente posible", señaló este miércoles el ministro de Educación, Felipe Bulnes, en la víspera de una nueva marcha convocada por los estudiantes, crucial para medir el apoyo al movimiento que reclama por la gratuidad de la educación pública a cuatro meses de haber estallado las protestas.

El anuncio de Bulnes se produce un día después de que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, asegurara que 70.000 estudiantes de educación secundaria perderían el año escolar, al no haberse inscrito al programa oficial que permitía recuperar las clases.

"Se endosa la responsabilidad a los estudiantes como si ellos fueran los responsables de perder el año", criticó uno de los voceros de la Confederación de Estudiantes de Chile, Giorgio Jackson.

El plan alternativo fue lanzado por el Gobierno el 16 de agosto pasado, para los cerca de 250.000 escolares cuyos colegios permanecen ocupados ilegalmente. De ellos, unos 180.000 se inscribieron en el programa y el resto -unos 70.000 estudiantes, equivalentes al 2% de la matrícula escolar chilena-, perdería el año escolar.

El sistema educativo, que exige a los escolares cumplir el 85% de la asistencia a clases, cubre un universo de 3,5 millones de escolares, el 40% de los cuales estudia en colegios públicos gratuitos y el resto lo hace en colegios privados, alguno con subvención del Estado y otros no.

En tanto, varias universidades públicas, entre ellas la Universidad de Chile -la más importante del país- están a punto de caer en la insolvencia, ya que al estar paralizadas, sus estudiantiles han dejado de pagar sus aranceles.

En Chile no existe la gratuidad a nivel universitario.

El diálogo para destrabar el conflicto está en punto muerto, luego de que el gobierno rechazara la semana pasada cuatro condiciones mínimas impuestas por los estudiantes para establecer una mesa de diálogo.

Todos los derechos reservados © 2014 .
Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.