ACTUALIZADO A LAS
01:05

Columnas: adicción a las nuevas tecnologías

O
13 ago 2017 / 00:00 H.

    Hay adictos a las drogas, a la bulimia y la anorexia (comer mucho o no comer), al deporte, al amor, al sexo, al trabajo, a las compras, al juego, a la televisión, a la lectura, a las nuevas tecnologías...

    Es preocupante el tremendo poder de esos pequeños aparatos, llámense teléfonos celulares, laptops, computadoras, redes sociales, pornografía, etc.

    Resulta muy común observar cómo los adictos reducen notablemente su capacidad de hablar y de pensar. Alguien me decía que su hijo adicto a estos aparatos será un genio. Yo le contesté que de la estupidez.

    Porque cuando le quitan estos aparatos arman berrinches y agreden física y verbalmente a todos los que pueden. Vi cómo un niño le alzó la mano a la madre porque no le prestó el celular. Estos artilugios hacen a los niños y jóvenes con tendencia al aislamiento y a la soledad.

    ¿Cómo se comporta el adicto a los videojuegos? Si es niño, no puede ir a un centro comercial porque donde ve estos videojuegos nadie lo para y se mete. Y si está metido en su juego, no le importa nadie a su alrededor, puede pasar toda la noche sin dormir.

    Recuerdo un amigo que me decía que su niña estudiaba hasta tarde en las noches y que, así como iba, acabaría en la NASA. Terminó en la nada, nunca se graduó.

    Por regla general, estos adictos a las nuevas tecnologías no participan en reuniones sociales con amigos o familiares, tienen bajo rendimiento escolar y problemas de comportamiento, no respetan a nadie y no hacen caso a nadie, se vuelven irritables.

    Mucho ojo con esta adicción que es terrible, además de los problemas físicos que provoca y que ya comentaremos.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra