ACTUALIZADO A LAS
23:54

Columnas: La cleptomanía o el robo compulsivo

O
16 abr 2018 / 00:00 H.

    La cleptomanía es un trastorno del control de impulsos que lleva al robo compulsivo de cosas accidentalmente o intencionadamente, es decir, no tener la intención de tomarlo. La persona que padece dicho trastorno es un cleptómano o ladrón compulsivo; y aunque no hay cura para esto sí hay tratamientos que ayudan. Quien tiene cleptomanía no puede evitar el impulso de obtener objetos, independientemente del valor económico de lo que obtiene; sufre de un deterioro laboral, familiar y personal.

    Es un trastorno del control de impulsos y se ha clasificado como una adicción psicológica. La conducta es precedida por una ansiedad creciente que se alivia inmediatamente después de poseer el objeto deseado.

    El cleptómano, a diferencia del ladrón, obtiene objetos por necesidad de satisfacer un impulso, mientras que el último lo hace, por diversión, necesidad de satisfacer un deseo material, económico o social, o intención de perjudicar a una persona. Un ladrón puede pasar horas, días e incluso años planeando un gran golpe, mientras el cleptómano obedece, generalmente, a un impulso relativo dependiendo del lugar y tiempo en que se encuentre él.

    Los síntomas de la cleptomanía pueden incluir: Potente impulso de robar objetos no necesarios. Tensión creciente que conduce al robo. Sentimiento de placer o gratificación durante el robo. Sensación de culpa o vergüenza terrible después del robo. A diferencia de los ladrones típicos de tiendas, los cleptómanos no roban para beneficio personal. Tampoco roban como una forma de venganza. Roban simplemente porque el impulso es tan fuerte que no lo pueden resistir. Este impulso hace sentir incómodo, ansioso, tenso o excitado. Para aliviar estos sentimientos, roban.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra