ACTUALIZADO A LAS
01:05

Columnas: lo que ocultan

O
12 ago 2017 / 00:00 H.

    ¿Se dan cuenta de que, de repente, hay muchos que odian a Venezuela y su “terrible dictadura”? Pero, ¿con qué información? Habría que comenzar diciendo que lo que se ha hecho en ese país está en su Constitución y sus leyes, que es un gobierno legítimamente elegido. Es un gobierno democrático y legitimado al ganar 18 de 20 elecciones en los últimos años. Hay más de 100 partidos legales, es criticado ferozmente en sus narices y, desde 2012 hasta 2016, organismos como la FAO, Unesco y otras han destacado y premiado a la Revolución Bolivariana. La ONU, por ejemplo, por ser el segundo país en Latinoamérica (después de Cuba) libre de analfabetismo, por tener la mayor cantidad de universitarios por habitante, por sacar a más de 4 millones de venezolanos de la extrema pobreza (antes de la revolución, el 52 % de los venezolanos estaba bajo la línea de pobreza), por reducir la desigualdad, por entregar más de un millón de viviendas de interés social. Y sus elecciones “son las mejores del mundo”. Lo vivido ahora es lo que se vivió en el Chile de Allende, un sabotaje implacable de su economía desde dentro y fuera, con el desabastecimiento, la inflación y los precios de los productos, luego de la caída estrepitosa del petróleo, su principal sustento, y algunas políticas poco acertadas del Gobierno de Maduro.

    La oposición ha propuesto en estos casi 20 años solo dos consignas. Una: tumbar a Chávez. La otra: tumbar a Maduro.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra