ACTUALIZADO A LAS
01:04

Columnas: Recortes y medidas de ajustes

O
12 ago 2017 / 00:00 H.

    De acuerdo con el Banco Central del Ecuador, durante la década pasada el gasto público en el país pasó de representar el 24,10 % sobre el PIB en 2007 hasta alcanzar el 49 % en el 2015, siendo los sectores educación y salud en los que más se invirtió con cerca de 22 mil millones de dólares.

    Esta ha sido, sin duda, una inversión jamás registrada antes en el país, pero que sirvió principalmente para incrementar la infraestructura física de hospitales y centros de estudio, dejando aún pendientes de realizar mejoras sustanciales en temas como la atención médica.

    Solventar el enorme gasto público que además conllevan la gestión administrativa del Gobierno central, los salarios de funcionarios y servidores estatales, los gastos de capital y de transferencia, le está costando al Ecuador afrontar una deuda externa que suma más de 26.486 millones de dólares, conformada por tres grandes grupos de acreedores: 18 países (entre ellos, a la cabeza, China), organismos multilaterales y los bonos Brady, Global y Soberanos.

    Llegó la hora de ajustarse el cinturón y así lo ha reconocido el actual primer mandatario, quien desde que comenzó su gestión ha recortado gastos y ahora pretende deshacerse de más de 300 bienes, incluido uno de los aviones presidenciales, incautados o adquiridos en los últimos diez años.

    Sin duda, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

    Las consecuencias del gasto desmedido comienzan a sentirse, pero acertadamente se están tomando correctivos para evitar un mayor impacto económico.

    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra