ACTUALIZADO A LAS
13:45

Comienza ya un nuevo año lectivo

O
17 abr 2018 / 00:00 H.

    Se está iniciando un nuevo año escolar que significa ascender un peldaño más para coronar esa anhelada cima, que no es otra cosa que la terminación de la instrucción primaria o secundaria, culminar más estudios y seguir, porque más de un estudiante con sobra de merecimientos puede terminar la universidad.

    Y, en más de un hogar, cada mañana se escuchará el consejo sincero de los padres para que los hijos seleccionen a sus amistades y se alejen de todo lo que tiene que ver con drogas o costumbres que llevan a la perdición.

    No está de más recordar al expresidente que señaló que unas “pepitas” no hacían mal... Los resultados no se pueden ocultar, el mal está hecho y la desigual lid ya se sabe de qué lado se inclina. Aplausos y bendiciones para esos padres que no descuidan a los críos con enérgicos consejos, porque el anhelo de ellos es que coronen sus estudios y se esfuercen por llegar lo más alto posible.

    He podido también escuchar un “ese problema no es asunto mío”, más no puedo hacer... Los padres que aman a sus hijos no claudican, sufren por igual frente a la lucha de trabajar por darles educación, comida y encima vigilarlos porque al rato menos pensado meten la pata y la ley les cae encima.

    En suma, la energía paternal no debe frenarse nunca; siempre marcar el terreno positivo, porque, aunque no se lo acepten, el beneficio para la juventud no reconoce fronteras.

    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra