ACTUALIZADO A LAS
16:53

Célico, nuevo entrenador

Ecuador ·
O
16 sep 2017 / 00:01 H.

    Después del fracaso de la selección de fútbol en las eliminatorias para el Mundial de Rusia, la Federación Nacional ha llegado a un entendimiento con Quinteros para que presente su renuncia, y manifestó inicialmente que reclamaba un millón de dólares para renuncia, cifra exorbitante que no se le debía pagar. Al parecer, se ha convertido en otros términos que debe conocer a la afición del país.

    Quinteros no supo manejar a la selección y en buena parte es suya la culpa del desastroso desempeño en la etapa semifinal de las eliminatorias, cuando en el inicio cumplió una tarea brillante la selección. Lo acontecido con Quinteros nos debe hacer meditar en la necesidad de formar entrenadores nacionales de alto comportamiento, pues no es lo mismo un entrenador nacional bien preparado que un extranjero, aunque tenga prestigio, porque la consideración patriótica es un elemento para el desempeño de los jugadores.

    Faltan cuatro años para el Mundial de Catar y este lapso se debe aprovechar para la formación de un entrenador nacional que se perfeccione en centros de alta valía.

    Lo acontecido con Quinteros es una demostración de la necesidad de tener un entrenador nacional que sienta al país y no solo actúe por la paga.

    TAGS:

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra