ACTUALIZADO A LAS
18:08

Editorial: Miércoles de Ceniza y Día del Amor

O
14 feb 2018 / 00:00 H.

    Luego de que los fieles católicos concurren a los templos para recibir la ceniza sobre su frente y escuchan la admonición que recordaba que el hombre es polvo y en polvo se convertirá, se celebra el Día del Amor y la Amistad, sentimientos que hacen diferente a la especie humana y la consagran como valores especiales con personajes cuya conducción marca un amplio sentido de paz y progreso.

    No se trata solo del amor de las parejas que se proyecta para la perpetuación de la especie, sino de otro purísimo que es el maternal, cuya presencia da un sentido profundo y a las generaciones valores de solidaridad y continuidad.

    El progreso no se detiene y cada vez hay nuevos hechos que asombran y enorgullecen. La locura de ciertos conductores motiva circunstancias que no solo han detenido la marcha ascendente de la historia, sino que han sumido a grandes sectores humanos en una orgía de sangre y muerte. Hoy mismo persiste la posibilidad de un estallido nuclear y, como lo ha dicho el papa Francisco, un accidente cualquiera puede desatar el genocidio nuclear.

    Por eso la amistad entre los pueblos es un deber que se debe cultivar con verdadero esmero y la solución pacífica de las controversias debería ser una medida universal y permanente.

    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra