ACTUALIZADO A LAS
20:41

Editorial: el horroroso infanticidio

O
20 jun 2017 / 00:00 H.

    Conmovida al máximo por el terrible hecho del asesinato de dos niños por parte de su propio padre, Portoviejo no alcanza a comprender cómo fue posible que ocurriera un hecho tan tremendo, y busca entender las causas del crimen.

    Se dice que el autor acuciado por la venganza y los celos procedió a cometer el tan repudiado infanticidio.

    Pero hay que preguntarse ¿qué culpa tuvieron esos niños ante las que fueron las graves desavenencias del hogar? Simplemente ninguna, pues son seres inocentes que pagaron con una muerte trágica las culpas de sus progenitores.

    El autor del atentado criminal, sin antecedentes en el país, se dice que intentó suicidarse luego de cometer el nefando delito, pero no lo logró porque seguramente no tuvo verdaderamente la intención de pagar con su propia vida por una culpa tan espantosa.

    Los niños asesinados a quienes ese hecho brutal cortó la vida fueron a sus tumbas, pero quedará en la conciencia y en el recuerdo un hecho criminal, cuyo autor debería ser sancionado por la Justicia con el máximo de la pena; y los organismos públicos y privados de esa ciudad deberían tratar de borrar con su actitud humanitaria el recuerdo de un hecho estremecedor.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra