ACTUALIZADO A LAS
19:27

La tal mesa “NO” había quedado servida...

O
17 jul 2017 / 00:01 H.

    FUE NOTORIA LA diferencia de temperamento entre el expresidente Correa y el actual Moreno, lo cual se confirmó el lunes último, en cuya mañana y aprovechando el tradicional cambio de guardia, el nuevo inquilino de Carondelet deseó todo lo mejor a quien partía ese día rumbo a Bélgica. Estuvo muy afectuoso. Sin embargo, esa misma tarde, aprovechando la despedida de sus simpatizantes en el tramo rumbo al aeropuerto quiteño de Tababela, Rafael acusó a Lenín de mediocre, desleal, torpe, etc., recalcando que era un malagradecido, pues le había dejado “la mesa servida” con un país en marcha y con la economía ya encarrilada.

    ---

    LENÍN SE VIO obligado a desmentirlo y aclaró, más bien, la gravedad de las finanzas públicas, con un país endeudado como nunca en su historia; y que mantendrá su política de “puertas abiertas” con los grupos políticos de oposición, así como con la dirigencia indígena y, muy especialmente, con los directivos de los medios de comunicación, a quienes invitó a una conversación amistosa en Carondelet. Algo muy distinto a la agresiva política de quien se creía quizá el hombre más brillante del país, no perdía oportunidad para insultar a “la prensa corrupta” y se complacía en romper ejemplares de periódicos, públicamente, durante las hoscas sabatinas.

    ---

    SI bien la burocracia y la mayoría legislativa siguen en manos de AP, la ciudadanía espera la reactivación económica fiscal, así eso moleste a alguien en Bélgica.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra