ACTUALIZADO A LAS
09:33

Que lo mejor sea para el pueblo

O
20 may 2017 / 00:00 H.

    Durante la campaña y luego como nuevo presidente, Lenin Moreno habló de diálogo con todos los sectores para lograr superar la crisis actual que atraviesa el país. Diálogo significa conversar o platicar entre dos o más personas que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.

    Las ideas quedan cortas sin ejecución o enmienda, lo importante es que el nuevo gobierno considere los puntos válidos de la oposición en los que el anterior gobierno no tuvo éxito; entre ellos se cuentan; la falta de productividad, cómo disminuir el aumento de la delincuencia, erradicar la corrupción a través de controles más estrictos; fundar más escuelas en zonas rurales y periferias de mayor concentración de pobreza; hospitales cuya atención no sea diferida. Tener suficiente cantidad de medicinas y equipos para combatir aquellas enfermedades que hoy no alcanzan a ser atendidas, entre otros y que, sumados a un enorme endeudamiento, compromete precisamente lo indicado.

    Si el nuevo mandatario quiere inyectar optimismo, es decir, ver y juzgar las cosas en su mejor aspecto favorable, debe incluir en su gobierno la ayuda directa de los diferentes expertos y conocedores de los campos en los que el anterior gobierno con su equipo no pudo salir adelante. Optimista es una derivación de la palabra óptimo, o sea contar con los ecuatorianos más condicionados para sacar adelante al país.

    Lograr lo mejor para un pueblo solo se consigue cuando democráticamente cada individuo, empresa o comunidad logra éxitos en lo mejor que sabe hacer. Siendo la función del gobierno alimentar indiscriminadamente esa productividad con incentivos tributarios.

    Julio C. Palacio B.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra