ACTUALIZADO A LAS
08:26

Ser ignorante no es un insulto

Ecuador ·
O
14 nov 2017 / 00:01 H.

    Por El Lic. Ricardo Ordóñez Jaramillo

    Siempre debemos tomar las cosas por el lado bueno. “Todos somos ignorantes”, porque no existe en la humanidad alguien que sea poseedor de todo el conocimiento. Dicho de otro modo: No existe todólogo, el sabiondo que domine totalmente la cultura, la ciencia, el arte, la política, la tecnología, la justicia...(...)

    Debemos reconocer que nuestro pensamiento y capacidad tienen sus límites. “Aristóteles indicaba que “Cuando abría una puerta del conocimiento se le abrían diez. Cuando abría las diez puertas, se le abrían cien”. Y concluyó: “Cuando alguien creía que más sabía de todo se daba cuenta que menos sabía”.

    Referente al tema, Sócrates pasó a la historia de la humanidad con el pensamiento “Solo sé que nada sé”. Además “Sabio es quien sabe que no sabe, pero no quien dice saber e ignora así hasta su propia ignorancia”...El conocimiento es ilimitado. Se puede saber mucho sobre un tema, pero por la laguna del conocimiento para los demás somos “ignorantes”.

    Igual pasa con los analfabetos. Todos somos analfabetos, en cierto sentido; no solo los que no saben leer y escribir. Muchos somos analfabetos en diversas áreas, por ejemplo somos analfabetos digitales, políticos, deportivos... (...)

    También se debe agregar a los discapacitados porque todos o casi todos tenemos problemas especiales, ya sea en lo físico o espiritual, porque somos buenos para determinadas actividades, pero malos para actos corporales. Dicho de otro modo, siempre por ciertas circunstancias físicas nuestro cuerpo no funciona totalmente. Por consiguiente, tenemos algunas partes de nuestro organismo que son deficientes. Es decir, estamos limitados en ciertas partes de nuestro cuerpo.

    LEE TAMBIÉN
    Instagram Diarioextra