ACTUALIZADO A LAS
02:08

Doménica Pérez dejó Italia para volver a Guayaquil

E
13 sep 2017 / 00:00 H.

La música y el amor por Guayaquil están presentes en todo momento de la vida de Doménica Pérez.

La candidata a reina de la ciudad aprendió a tocar el piano cuando vivió en Italia, país al que migró con su mamá cuando tenía nueve años.

Al principio fue una obligación, pero después se convirtió en una fuente de relajación con la cuál expresaba sus emociones, de alegría y tristeza por estar lejos de su tierra.

“Allá es un requisito aprender a entonar algún instrumento en la educación básica y aunque yo no quería esto me ayudó”, comentó la joven antes de interpretar una melodía.

La familia no era lo único que Doménica extrañaba de su tierra, también las echaba de menos las calles, el ambiente y sobre todo la comida.

Mientras vivió en Ecuador acostumbraba a comer encebollado los domingos, que en Italia fueron reemplazados por dulces de tres leches, por la razón de que “un plato típico hecho allá no queda igual”.

Recordar esta anécdota le causa r risas, pero luego vuelve a la nostalgia al reafirmar lo duro que estar alejado de su patria. “A mi me rompió el corazón ver las lucesitas de Guayaquil mientras el avión se elevaba”, rememoró.

Por esto, hace un año, al cumplir la mayoría de edad, la joven decidió regresar a su tierra. “Como esta ciudad no hay otra, acá está mi vida”, puntualizó Doménica, quien hace varias pausas en su relato porque volver a hablar español le ha costado. En esto sus compañeras del certamen le ayudan.

De ser elegida reina, a la joven le gustaría implementar un proyecto a beneficio de los padres de niños con discapacidad para que tengan más facilidades en sus vidas.

Ella tiene experiencias con los infantes, pues en Italia hizo voluntariado con niños latinos en su proceso de adaptación al país.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra