ACTUALIZADO A LAS
01:03

La Gringa al Paparazzi: “Nadie puede decir que yo le puse los cachos”

E
06 oct 2017 / 00:01 H.

Christina Harzer, de 27 años, no piensa darle tregua a su aún esposo, el Paparazzi Carlos José Matamoros. Le molesta que la haya bloqueado en sus redes sociales mientras ella estaba cuidando a su padre en Nueva Jersey (EE.UU.), sin que le diera la más elemental explicación. Por eso no está dispuesta a divorciarse tan fácilmente.

La Gringa llegó con El Serio Soy Yo para decir sus verdades, aunque se cortó ante la pregunta de si fue agredida físicamente por su pareja. Christina está dolida por la situación, pero no ha perdido el norte de su vida. Quiere dedicarse a bailar y pretende abrir una academia para enseñar inglés en Guayaquil, ciudad que le gusta más que Quito por el clima cálido.

Quiso cambiarse antes de la entrevista, pero finalmente decidió quedarse con su licra gris y zapatos deportivos para lucir más informal. “No quiero complicarme la vida”, dijo y se sentó en el confesionario de EXTRA sin pretensiones de diva. Su castellano no es tan claro, pero se defiende, así que no perdió la oportunidad para insistir en que su intención es resolver sus problemas personales con Matamoros, de quien todavía está enamorada, pese a todos sus conflictos.

¿Quieres conocer más de ella? Vamos a El Serio Soy Yo.

Mira la segunda parte de la entrevista y descubre quién es la actriz ecuatoriana que fue flechada por el hermano de ‘La Gringa’.

LEE TAMBIÉN
Instagram Diarioextra