ACTUALIZADO A LAS
15:10
vacio
-- / --

Niña podría perder ambos pies tras recibir grave castigo

I
22 ago 2019 / 16:33 H.

A sus escasos dos años de vida, una pequeña vive la peor de las pesadillas, tras sufrir graves quemaduras en sus pies que le podrían ocasionar la pérdida de ambas extremidades.

Lo que se creería fue un accidente, se trata nada más y menos que de un ‘castigo ejemplarizador’ que le propinó la mamá de su padrastro al sumergirle sus piececitos en agua hirviendo.

Los hechos ocurrieron en Chattanooga, Tennessee (Estados Unidos), cuando Brittany Smith, madre de la pequeña Kaylee Robinson y su pareja, Kyle Vaughn, acudieron a nadar junto a sus otros dos hijos y dejaron a la pequeña bajo el cuidado de Jennifer Vaughn, la madre de su padrastro.

De acuerdo con el diario The Mirror, Brittany recibió una llamada desesperada de Jennifer pidiéndole que volvieran a casa rápidamente, pero nunca mencionó lo que había ocurrido.

Cuando Smith llegó al hogar encontró a Kaylee retorciéndose del dolor por las quemaduras en su pies. De acuerdo con la versión de la madre, su suegra le dijo en un principio que se trataba de un accidente que había ocurrido mientras la niña se daba un baño.

Sin embargo, horas más tarde y frente a un juez, la supuesta causante de las quemaduras se contradijo e indicó que, “ella había metido los pies de la menor en agua hirviendo como un correctivo ya que la niña estaba ‘teniendo un mal día’”.

Según los médicos, la condición de la niña es muy grave ya que no ha respondido favorablemente a las cirugías que se le han realizado para quitarle el tejido dañado e injertar piel sana, por lo que en los próximos días podría perder sus pies.

“La piel no se está reparando realmente de la forma en que los médicos esperaban que lo hiciera. Kaylee tiene mucho dolor... La próxima semana le quitarán un poco de piel del muslo para tratar de reparar sus pies. Ella tiene un alto riesgo de infección y podría terminar perdiéndolas”, explicó la preocupada madre a Metro US.

Vaughn, de 53 años, se encuentra en la cárcel acusada de abuso infantil agravado y de ser encontrada culpable podría pasar de 15 a 80 años en prisión.

MUCHO OJO

Los padres o tutores deben estar al pendiente de las señales con las que los menores pueden evidenciar el abuso que están sufriendo. Algunas de ellas son:

-Moretones, rasguños o marcas de golpes.

-Daño emocional.

-El niño no quiere explicar cómo apareció un golpe.

-Miente diciendo que se accidentó solo.

-Se muestra preocupado, agresivo o deprimido.

-Problemas para dormir.

-Presenta comportamiento autodestructivo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN