ACTUALIZADO A LAS
21:50
vacio
-- / --

¡Salvado de la cárcel por la foto de su pene erecto!

I
22 abr 2019 / 15:00 H.

La imagen ampliada -y a gran tamaño- del pene erecto de un hombre acusado de depredador sexual pudo influir en el ánimo condenatorio y la sentencia posterior impuesta al sujeto. Esa es la decisión que ahora, un año después, por unanimidad, emite una Corte de Apelaciones de Kentucky, en Estados Unidos, a favor del acusado.

El caso tiene su antecedente cuando una imagen impresa de 20 x 25 centímetros con un pene erecto en primer plano fue presentada como parte de las pruebas contra un sexagenario que trató, presuntamente, de mantener relaciones sexuales con una menor de edad... aunque en realidad se trataba de una policía infiltrada a la caza de depravados.

La historia, según publica el medio digital elespañol.com, se remonta a septiembre de 2015, cuando Dale Thomas Hammond. Un día, este hombre de 63 años leyó en la sección de contactos de la web de anuncios por palabras Craigslist, la publicación de una joven llamada Jenna Bruce, que acababa de mudarse a la zona y buscaba compañía.

El hombre, que residía en New Albany, Indiana, estado vecino de Kentucky, no dudó en contactar a la chica. Intercambiaron mensajes de texto y correos electrónicos. La chica le dijo a Hammond que tenía 15 años, que vivía en casa con su madre y que no quería quedarse embarazada debido a su edad.

Él le respondió con varios SMS explícitos sobre los actos sexuales que deseaba realizar con ella, y adjuntó una fotografía de su pene erecto.

Finalmente acordaron una cita. Él acudiría a Kentucky a recogerla y la llevaría a su domicilio en New Albany para supuestamente mantener relaciones. Lo que Hammond no sabía es que todo era una trampa. Cuando llegó al lugar pactado, se encontró con los agentes que lo detuvieron.

El juicio tuvo lugar con toda una arremetida de la Fiscalía, que incluso llevó ante el Juzgado, como prueba, la imagen del pene erecto que el hombre había enviado electrónicamente a la supuesta chica.

Pero para darle más realce, presentó la foto en un formato de gran tamaño, amplificando el impacto que el miembro en erección generaría entre el jurado popular, que en 2017 lo declaró en 2017 culpable del uso ilegal de medios electrónicos para inducir a un menor a participar en actividades sexuales u otras actividades prohibidas.

Pero después de varias apelaciones y aduciendo a la garantía procesal, esa misma imagen ha acabado salvando a Hammond.

Hace pocos días, la Corte de Apelaciones de Kentucky le ha dado la razón por unanimidad, al entender que se cometió un error al dejar que el jurado contemplara una imagen del su órgano genital amplificado.

En su dictamen, el tribunal explica que la decisión del juez de exhibir el miembro viril pudo tener un efecto perjudicial sobre el jurado, “ya que pudo despertar la sensación de horror, provocando su instinto de castigar”.

“La fotografía mostraba un pene erecto, como cualquier otro pene, y no había ninguna razón para que (la acusación) no hubiera simplemente descrito adecuadamente lo que estaba representado en la fotografía”, señala el auto.

Pese a todo, la Fiscalía de Kentucky ya valora abrir de nuevo otro proceso contra él.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN