ACTUALIZADO A LAS
07:11

La muerte lo sorprendió camino a casa

Guayas ·
I
17 mar 2019 / 09:47 H.

Las escenas de dolor son indescriptibles. No solo lloraban los familiares, sino también los amigos y conocidos de Washington Renee Fernández Monserrate, quien murió cerca de las diez de la noche del sábado, en un accidente de tránsito.

El percance se registró en la vía principal de ingreso al cantón Simón Bolívar, en Guayas. La víctima de 22 años de edad se movilizaba a bordo de su inseparable motocicleta y a pocos minutos de su casa, en el sector El Arenero, fue embestida frontalmente por un auto blanco que iba en sentido contrario.

Según el agente de tránsito Erick Veloz Peña, el joven fallecido no llevaba casco protector y se presume que el golpe que le causó la muerte, sea el que recibió en la cabeza.

A varios metros de distancia del cuerpo del joven padre de familia, estaba la moto destrozada y a un costado, el auto implicado con su parte frontal destruida. Esa fue la escena con la que se encontraron los agentes de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito que llegaron al sitio para las pericias pertinentes.

El cadáver estaba cubierto con un plástico color negro y junto a él, varias personas lamentando su repentina y trágica muerte.

A los pocos minutos llegó su esposa Sandra Albán, también de unos 22 años de edad. Para ella, la muerte del padre de su hija, de 4 meses de nacida, será difícil de superar, pues queda en estado de gestación, según dijo su tía María Peñafiel.

Según la tía política del fallecido, el conductor del auto con el que chocó viajaba en estado etílico, pues por tratarse de una población pequeña, conocieron que se trataba de alguien que apenas había salido de una fiesta cerca de la cabecera cantonal.

“No le sé el nombre, pero es alguien conocido en el cantón. Ya nos dijeron que andaba borracho porque recién nomás había salido de una fiesta más adelante”, comentó Peñafiel.

Fernández se ganaba el sustento diario para su familia en un taller mecánico y, al momento del accidente, se dirigía su casa en el sector El Arenero. Minutos antes se habría comunicado con su pareja, para indicarle que ya estaba en camino.

Sin embargo, la muerte se le cruzó en el trayecto y no lo permitió disfrutar mucho tiempo de su primogénita que queda pequeñita y de conocer al nuevo hijo que dejó en el vientre de su joven esposa.

En medio de decenas de personas que se aglomeraron en el sitio de la tragedia, personal de la OIAT levantó indicios, tomó fotografías y llevó el cuerpo a la morgue de Milagro. La moto y el auto implicado mientras tanto, al centro de retención vehicular de la Comisión de Tránsito de Ecuador.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN