ACTUALIZADO A LAS
10:38
vacio
-- / --

Con la ‘chupa’ se arma el ‘pito’

I
10 sep 2019 / 22:30 H.

La herida que Mayra (nombre protegido) tenía en su cabeza la dejó aturdida, por lo que tuvo que ser ayudada para caminar. Según la joven, de 20 años, una vecina la golpeó la tarde del pasado domingo 18 de agosto en la cooperativa Nueva Prosperina, noroeste de Guayaquil.

La madrugada de ese mismo día, en el bloque 2 de la cooperativa Balerio Estacio, dos personas resultaron heridas por una gresca en la celebración de un cumpleaños.

Ambos casos evidencian lo violentas que son las riñas ocurridas en diferentes sectores de la urbe. Los casos de este tipo aumentan los fines de semana, asegura el fiscal Wilson Álvarez, de la Unidad de Flagrancia.

Los días ‘rojos’

El funcionario sostiene que entre viernes y domingo la Fiscalía recibe más denuncias de esta clase, siendo el sábado el día que hay mayor cantidad de casos. De lunes a jueves se dan unos cinco casos por día, según Álvarez.

“A veces empiezan con golpes y cuando la persona siente que va perdiendo, saca armas de fuego, cuchillos o un objeto contundente para agredir a la víctima”, explica el fiscal.

Añade que la ingesta de alcohol es el factor más influyente para que sucedan ‘pitos’. Como segunda causa, están las rivalidades entre bandas delictivas.

Mayra cuenta que aquel domingo ella salía de su casa junto con su hija de dos años cuando su vecina, al parecer, la insultó y tras una pelea entre las dos, la implicada y sus familiares la habrían ingresado a su casa para seguirla golpeando.

Con la ‘chupa’ se arma el ‘pito’
A Mayra una vecina presuntamente la golpeó con una jarra de vidrio, en Nueva Prosperina.

“Ella me pegó con una jarra de vidrio. Después mi papá quiso defenderme, pero no lo querían dejar entrar”, recuerda Mayra, quien perdió el conocimiento por la paliza que recibió.

En ese momento la agredida acudió con sus familiares a denunciar el hecho, pero le indicaron que para hacerlo primero debía ser curada de su herida en una casa de salud.

Mayra menciona que ella y la presunta agresora han tenido “problemas antes” y que la moradora siempre la acusa de lanzarle “indirectas”.

En tanto, tras el altercado de la Balerio Estacio, los afectados, identificados como Carlos Macías y Joel Naranjo, fueron llevados a un hospital, informó el teniente de Policía Danes Guacho, uno de los agentes que acudieron ante la alerta registrada en dicha zona.

La propietaria del domicilio donde se efectuó el festejo puntualizó que un grupo de invitados se fue a otra residencia del sector para escuchar música con el volumen elevado.

Álvarez comenta que en algunos casos los involucrados en estas trifulcas quiebran las botellas del licor que están consumiendo para atacarse entre sí.

Otro objeto comúnmente empleado para las agresiones es el palo, utilizado como garrote.

Zonas como el Guasmo, en el sur del Puerto Principal, o como Bastión Popular, en el noroeste, son los sitios de mayor incidencia, indica el fiscal.

De acuerdo con información proporcionada por la Policía Nacional, en la semana del 12 al 18 de agosto de 2019 los agentes retiraron a 485 bebedores de licor en la urbe porteña, quienes son los potenciales involucrados en posteriores riñas.

En tanto, el ECU-911 en lo que va de este año registra 32.702 incidentes por agresiones a personas (verbales y físicas). Los fines de semana en promedio se reportan 167 casos al día y en las madrugadas de sábado a domingo estos ascienden a 210 en promedio.

Desde lo legal

El artículo 152 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), sobre el delito de lesiones, establece para las personas que agredan a otras, penas privativas de libertad que van de 30 días hasta siete años de prisión, dependiendo del tiempo de incapacidad que se le determine a la víctima tras una evaluación médica.

A partir de cuatro días de afectación a causa de una agresión, ya es considerado el hecho como un delito.

Mientras que según el numeral 4 del artículo 396 del COIP, cuando la incapacidad para trabajar generada al afectado no excede los tres días, aquello es considerado como una contravención que acarrea de 15 a 30 días de encarcelamiento.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN