ACTUALIZADO A LAS
16:42
vacio
-- / --

Crimen que no olvidan: Hace 13 años, descuartizó a su madre en la Isla Trinitaria

I
01 ene 2020 / 11:52 H.

Aunque han pasado 13 años y tres meses, en la memoria de quienes habitan en la cooperativa Independencia 1, en la Isla Trinitaria, está fresco el recuerdo de un crimen ocurrido allí: una madre descuartizada por su hijo con una sierra.

Martha Cecilia Wong Cueto, de 48 años en aquella fecha (octubre de 2006), fue cortada en pedazos por su vástago, Vicente Santiago Bravo Wong, entonces de 20 años. El muchacho, luego de desmembrar a su madre, colocó sus partes en diversas áreas de la casa: en un pozo séptico, en un tubo de la alcantarilla, en la sala... pero lo más macabro fue el sitio que escogió para colocar la cabeza: dentro de un molde de un monigote que él fabricaba.

▶Lee: Continúa la investigación sobre los cadáveres hallados en un vehículo

Una moradora de la cooperativa, quien se identificó como María Mina, de 35 años, recordó que cuando se enteró del crimen fue hasta aquella vivienda de la manzana 20 para ver lo que había sucedido y al conocer cómo Bravo Wong había matado a su progenitora prefirió retirarse del lugar. “Aún vivo por el sector y solo de recordarlo me da miedo”, manifestó.

El causante del parricidio (asesinato a un padre o a una madre) fue sentenciado a 25 años de reclusión mayor en julio de 2007. En la página web del Consejo de la Judicatura consta que Bravo Wong tiene tres procesos judiciales: uno por el crimen contra su madre en 2006, otro por robo en 2014 (investigación porque, al parecer, pertenecía a una banda que operaba desde el centro de reclusión) y ese mismo año, otro por ingreso de artículos prohibidos en la cárcel.

La casa

Crimen que no olvidan: Hace 13 años, descuartizó a su madre en la Isla Trinitaria
Actualmente, así luce la casa donde se cometió el crimen, el 8 de enero del 2006.

En la vivienda donde ocurrió el asesinato ya no vive ningún familiar de la fallecida. Según vecinos del sitio, luego del violento suceso, todos se mudaron con rumbo desconocido.

“Me enteré que el chico seguía detenido, pero como ya no hay parientes por aquí, todos hemos perdido contacto con la familia”, comentó Plérida Macías, moradora del sector.

Actualmente, la fachada de la casa está compuesta por una pared y portón blanco. Es habitada por un hombre de unos 40 años, quien prefirió no hablar del hecho, ni siquiera si ocurren cosas extrañas dentro del predio.

La hermana del morador, quien se identificó como Cristina, refirió que ella vive junto al sitio del parricidio y que no se escuchan cosas extrañas.

“Las personas que oyen fantasmas (en otros casos) es porque están mal. Todo es mental y como estoy bien, nunca he oído nada”, dijo.

Otros lugareños concuerdan en que no pasa nada raro en el lugar, pero todos aseguran que lo que hizo Bravo es algo imperdonable ante la sociedad.

El sentenciado tenía alteraciones mentales

Crimen que no olvidan: Hace 13 años, descuartizó a su madre en la Isla Trinitaria
El hijo de la mujer fue sentenciado a 25 años de privación de libertad.

Wong tiene tres procesos judiciales: uno por el crimen contra su madre en 2006, otro por robo en 2014 (investigación porque, al parecer, pertenecía a una banda que operaba desde el centro de reclusión) y ese mismo año, otro por ingreso de artículos prohibidos en la cárcel.

Los exámenes clínicos realizados a Vicente Bravo indicaron que sufría principio de alteraciones mentales.

En aquella fecha, Bravo confesó que cometió el crimen el 8 de octubre del 2006 a las 20:00. Dijo que había discutido con su madre porque lo acusaba de llevarse 70 dólares de la casa de su hermano, y que luego lo botó de la casa. Por ello la golpeó con un palo en la cabeza, le clavó un cuchillo y la descuartizó, con la intención de enterrarla, pero se arrepintió porque su padrastro llegaba por la mañana.

En el resultado de la autopsia, los médicos indicaron que el cadáver tenía heridas de arma blanca en la espalda y pecho.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN