ACTUALIZADO A LAS
15:07
vacio
-- / --

¡Le pegaron un balazo en su trasero!

Milagro ·
I
22 nov 2019 / 00:01 H.

Desde la tarde del domingo, Fabricio Mendoza y Rocío Arévalo se encuentran desesperados ante el complicado estado de salud que presenta su hija de 8 años de edad. La menor recibió un balazo en uno de sus glúteos, por parte de un adolescente de 14 años y desde entonces, tras haber recibido una primera atención médica en el Hospital del IESS Milagro, permanece en el Icaza Bustamante de Guayaquil.

El muchacho fue retenido horas después por la Policía Judicial. La razón del atentado contra la vida de la niña sería porque la hermana de la herida, otra menor de 12 años, se negó a “vacilar” con él. Así lo contó su tía, Brigitte Holguín, encargada de realizar los trámites pertinentes en la Fiscalía de Milagro.

A decir de la pariente de la pequeña María Adriana Mendoza, todo ocurrió pasadas las 18:00 del domingo cuando sus dos sobrinas salieron a comprar en una tienda de la ciudadela San José, al oeste de Milagro. El muchacho las habría seguido en una bicicleta y, una vez más, le habría insistido a la niña de 12 años que sea su “enamorada”.

▶ Lee también: ¡Hombre fue baleado dentro de un auto!

Ante la insistencia de quien es investigado por tentativa de asesinato, María Adriana lo habría amenazado con avisarles a sus padres y ese fue el detonante para que el muchacho sacara un arma de fuego y le propinara un balazo en uno de sus glúteos. Según la tía de la víctima, tras el disparo, el joven sospechoso, antes de huir, dijo que eso le pasaba “por sapa”.

La llevaron al hospital

Mientras la niña herida era atendida en el hospital del Seguro Social, personal de la Policía Judicial y familiares de la víctima rastrearon, mediante su teléfono celular, al autor del disparo y lograron ubicarlo. El arma no fue encontrada, pero según las primeras investigaciones, le pertenecería a un sujeto extranjero conocido como ‘El Chamo’.

¡Le pegaron un balazo en su trasero!
Brigitte Holguín, tía de la niña herida.

Horas después, María Adriana fue derivada al hospital Icaza Bustamante, en donde recibe permanente atención médica, pues según su tía, el proyectil le destrozó varios órganos, entre ellos sus ovarios.

La tenía amenazada

Holguín contó además que el muchacho, a quien le ordenaron prisión preventiva, constantemente amenazaba a su sobrina de 12 años vía chat. “Los mensajes dicen que si ella no aceptaba vacilar con él, él iba a matar a sus papás y finalmente cumplió con su promesa, porque aunque no le hizo nada a los padres, le disparó a mi otra sobrina”, comentó.

El fiscal Modesto Freire fue quien actuó durante la flagrancia y presentó el teléfono celular con los mensajes amenazantes como evidencias. En primera instancia, según lo que cuenta Brigitte, el juez descartó esa prueba, sin embargo, el fiscal que llevará las investigaciones, Darwin Baldeón, le habría indicado que durante sus pericias, nuevamente considerará presentar las amenazas como un antecedente a lo sucedido.

La tía de la menor herida relató también que, durante la audiencia de flagrancia, el fiscal Freire habló de los antecedentes que registra el muchacho y, aunque no está en el sistema judicial por ser menor de edad, conocen que fue expulsado del colegio por expendio de droga y también por acosar y amenazar a otras niñas que se nieguen a mantener una relación sentimental con él.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN