ACTUALIZADO A LAS
23:00
vacio
-- / --

¡No lo quieren ‘en el más allá’: 35 puñaladas y no murió!

Cuenca ·
I
15 may 2019 / 00:00 H.

La ‘huesuda’ lo vio, lo saludó y se fue. Esa parece ser la ‘suerte’ que enfrenta el reo que fue apuñalado el fin de semana pasado en una cárcel de Cuenca, pero que pese a recibir 35 heridas no murió.

Según los reportes médicos, el recluso que fue agredido, la tarde del domingo, salió del área crítica y se recupera satisfactoriamente. Las autoridades esperarán su evolución para ahondar en las investigaciones.

“Tres heridas son profundas y las otras 32 superficiales. No hubo daños a órganos vitales”, explicó el gerente del hospital Vicente Corral Moscoso, Óscar Chango. El médico precisó que el paciente se halla bajo vigilancia policial.

Hasta tanto, se conoció que seis privados de la libertad fueron acusados de tentativa de asesinato contra el hombre que está hospitalizado y a quien los acusados agredieron con armas cortopunzantes en la reyerta registrada en el Centro de Rehabilitación Social de Turi, en Cuenca.

El caso fue conocido por la jueza Ximena Alvarado, la noche del lunes, durante la audiencia de formulación de cargos cumplida en el Complejo Judicial de Cuenca.

En tanto, el agente que participó en los hechos al lanzar una bomba lacrimógena para separar a los atacantes de la víctima enfrentará un proceso por presunto delito de homicidio culposo, pues por su acción falleció uno de los agresores, el colombiano Andrés Vélez Montoya, quien murió en el lugar. Al uniformado le dictaron medidas sustitutivas y debe presentarse periódicamente en la Fiscalía.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN