ACTUALIZADO A LAS
01:03
vacio
-- / --

Cinco tiros penetraron en el cuerpo del fiscal Carlos Karolys

I
12 jul 2019 / 10:49 H.

Aunque las investigaciones aún no han determinado quiénes causaron la muerte del fiscal Carlos Alberto Karolys Piedrahíta, lo que sí tiene claro la Policía es que el asesinato obedeció “a un acto de violencia criminal por la forma en que se perpetró el ataque armado”.

Así informó ayer el general Ramiro Ortega, comandante de la Zona 8 de Policía. El funcionario judicial durante su último trayecto, antes de impactarse contra un árbol, en el kilómetro 14 de la vía a Daule, fue atacado en dos ocasiones. En su vehículo se encontraron 12 impactos de arma de fuego.

Karolys recibió cinco disparos: en su rostro, hombro y espalda, según información de la Unidad de Criminalística de la Policía Judicial. El asesinato se ejecutó con una arma automática calibre 9 milímetros, con selector de disparos, y al menos tres personas participaron en el hecho, informó el jefe policial.

El general Ortega explicó que la muerte del funcionario es investigada por unidades especializadas de la Policía, en conjunto con la Fiscalía.

Cinco tiros penetraron en el cuerpo del fiscal Carlos Karolys
Esta foto fue tomada el pasado martes en una entrevista por un accidente de tránsito.

El jefe de la Zona 8 indicó que aunque el fiscal se reintegró a sus actividades hace 40 días, él ejerció como abogado en libre ejercicio y “esto está siendo analizado para determinar si algún caso que llevó durante ese lapso pudo haber ocasionado su asesinato”.

También dijo que las balas encontradas en la escena del crimen han sido sometidas a un proceso de cotejamiento balístico y que los resultados serán entregados a la Fiscalía en las próximas horas.

Ortega manifestó que dentro de las primeras investigaciones la policía hizo la ruta por donde pudo haber transitado el fiscal, hasta antes de su ataque y p ellos analizan vídeos de seguridad.

“Horas después del crimen y la mañana de ayer equipos de la Dinased acudieron al despacho del fiscal en Daule con la finalidad de recabar indicios que aporten a la investigación”, explicó el general.

La policía también investiga si además del vehículo azul donde viajaban presuntamente los asesinos, sujetos en motocicleta participaron del hecho.

Investigaba delitos por expendio de drogas

Cinco tiros penetraron en el cuerpo del fiscal Carlos Karolys
Policía busca indicios en la oficina del fiscal.

Hugo García Vargas, por disposición superior, tras el asesinato de su compañero Carlos Karolys Piedrahíta, asumió ayer temporalmente la Fiscalía 2 del cantón Daule, donde Karolys laboró desde el 17 de junio. Durante esos 23 días, el funcionario investigaba delitos de expendio de drogas, accidentes de tránsito con fallecidos y el asesinato de padre e hijo jordanos, en mayo pasado.

Policías vestidos de civil, a bordo de un carro oficial, arribaron hasta la oficina Karolys, la tarde del pasado miércoles, para analizar expedientes que estaban en su despacho, los cuales, presuntamente, los revisarán cuando lleguen a Daule.

La audiencia que se iba a realizar a las 09:30 de ese día en la Unidad Judicial de la localidad, ante uno de los jueces multicompetentes, era un procedimiento directo por el delito de asociación ilícita, tipificada en el artículo 370 del Código Orgánico Integral Penal, a la cual no asistió Karolys por la audiencia que tuvo en Guayaquil antes de ser acribillado.

Casos similares

07/06/2013

El fiscal de Jipijapa, Ramón Loor Pincay, de 52 años, fue acribillado en el interior de su vehículo por cuatro sicarios que se movilizaban en dos motocicletas. El crimen ocurrió en Jipijapa, en las calles Rocafuerte y Víctor Manuel Santisteban.

10/07/2013

Alexandra Bravo, fiscal de Manta, sufrió un intento de asesinato en dicha ciudad del cual salió ilesa. En el cruce de balas falleció el agente Christian Patricio Zambrano Orellana, de 24 años, quien brindaba protección a la fiscal.

(AEB/ERS)

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN