ACTUALIZADO A LAS
18:29

¡‘Salsa con plomo’ en un chongo clandestino!

I
14 abr 2019 / 10:05 H.

Dos tiros acabaron con la vida de un hombre, dentro de un chongo clandestino, ubicado en las calles 21 entre El Oro y Maracaibo, en el suroeste de Guayaquil.

El crimen ocurrió aproximadamente a las 06:30 de este domingo 14 de abril. A la víctima la atacaron en las calles 21, entre El Oro y Maracaibo, suroeste de Guayaquil, donde queda el sitio de diversión conocido como ‘El huequito de la salsa’.

Según versión de testigos la víctima llegó a este lugar cuatro horas antes de que fuera asesinado.

El occiso de 39 años, vivía a varias cuadras del sector donde fue baleado. Sus familiares acudieron a la escena del crimen y entre lágrimas pedían a la policía que encuentre a los culpables de la muerte de su ser querido.

Carmen Aguirre Jácome, hija del fallecido, manifestó que vio a su padre por última vez a las 21:00 del sábado. “Mi mamá y mi hermana menor están de vacaciones en Quito y él me dijo ya regreso, me dio un beso en la frente y se fue. Mi papá trabajaba como taxista y haciendo expreso, dicen que lo mataron por defender a un amigo”, contó la joven.

Agregó que su progenitor tenía la costumbre de salir de casa y no decir a dónde iba. Ayer no fue la excepción, cerca de las 03:00 llegó a su hogar y volvió a salir.

Mónica Lino Bravo, tía del fallecido, lloraba la muerte de su sobrino. “Yo lo crié como un hijo. Desde que su madre se fue a España quedó a mi cuidado. Por qué me le hicieron esto. Por qué me lo mataron”, gritaba la desconsolada mujer.

El capitán Paúl Erazo, de Criminalística de la Policía, explicó que el hombre recibió dos tiros: uno en la región abdominal y otro en el tórax.

Antes del crimen se produjo una riña en el interior del domicilio, dijo el mayor William Herrera, jefe de operaciones del Distrito Portete.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN