ACTUALIZADO A LAS
23:40
vacio
-- / --

¿Azul o rosa?: El estereotipo detrás del color

I
09 ene 2019 / 00:01 H.

Una sola frase bastó para que miles de internautas a nivel mundial empezaran a debatir sobre dos cosas: color y género. “Las niñas, de rosa; los niños, de azul”, fueron las palabras que la ministra brasileña Damares Alves dejó escapar mientras celebraba la posesión de Jair Bolsonaro, como primer mandatario de Brasil.

Su frase generó todo tipo de reacciones; partidarios y detractores no demoraron en comenzar la discusión sobre los estereotipos de género. “El color no tiene género”, “De pequeña odiaba el rosa porque lo relacionaba con las chicas y la debilidad. Me hicieron tener un odio impuesto hacia mi género y a un supuesto color que lo representaba”, “En Colombia que hacemos con nuestra tradicional imagen del niño Dios (vestido de rosado) ¿le cambiamos el color de la ropa?”, fueron algunos comentarios publicados por usuarios en Twitter. Incluso, el artista brasileño Caetano Veloso se unió a la campaña #cornaotemgenero (el color no tiene género).

Pero, esto va más allá de las palabras. Los cuestionamientos en torno a los colores y el distintivo entre hombres y mujeres volvieron a saltar sobre la mesa. ¿De dónde viene esta idea?, ¿los colores influyen en el comportamiento de los niños?, y tal vez una de las más cuestionadas: ¿el género tiene un color?

Lo cierto es que la historia no sustenta la idea de azul para niños y rosa para niñas. En el artículo Pink and Blue: Telling the Girls From the Boys in America, la historia Jo B. Paoletti explica que los bebés no fueron vestidos con colores pasteles sino hasta la Primera Guerra Mundial en Estados Unidos. Antes de eso todos utilizaban el color blanco sin importar su sexo, y llevaban vestido hasta los seis años.

En el artículo también se menciona una publicación de 1918, de la tienda comercial Earnshaw’s Infants ‘Department. “La regla generalmente aceptada es rosa para los niños y azul para las niñas. La razón es que el rosa, que es un color más decidido y más fuerte, es más adecuado para el niño, mientras que el azul, que es más delicado, es más bonito para la niña “, indicaba.

Las ideas sobre el color no se establecieron fuertemente hasta la década de 1940, como resultado de las preferencias de los estadounidenses, y según la interpretación de los comerciantes “podría haber ido por el otro lado”, dijo Paoletti al Smithsonian.

Tal vez la tendencia del azul y el rosa inició con ropa, pero sin duda se extendió a juguetes, comida, accesorios, y prácticamente cualquier cosa que te puedas imaginar. El artículo Estereotipos de género en publicidades de productos orientados al público infantil en Argentina demuestra, muestra con más de un ejemplo que las mercancías asignadas con colores no son una buena idea.

El autor explicó que la publicidad orientada a los niños “incide en los procesos primarios de identificación humana”, lo que significa que los pequeños no se reconocerán como personas humanas (con los mismos derechos); sino como persona en tanto niña o niño.

Los estereotipos te persiguen

En el estudio Expectativas y estereotipos de género en la relación entre padres e hijas se indica que en varios países “el comportamiento asociado al hecho de ser hombre o mujer es un estereotipo que se le da a los niños aun desde antes de su nacimiento”.

Todo empieza cuando se conoce el sexo del bebé, y los padres acuden a la tienda a comprar ropa de color azul o rosa, muñecas o coches. El largo proceso de sutiles presiones y límites da como resultado que haya diferencias en la manera como se relacionan con un hijo o con una hija, y así se va construyendo una identidad genérica de lo que se piensa debería ser un niño y una niña.

La verdad tras el color

Los colores efectivamente tienen un efecto sobre las personas, como lo señala Goethe, el pionero en estudiar la teoría del color. Sin embargo, el entorno y la cultura es lo que termina determinando su significado.

Autores como Eva Heller respaldan que los colores y los sentimientos son asociados por experiencias universales. Hembree, en cambio sostiene que las asociaciones del color dependen de cada cultura.

El color favorito

Todo se reduce a los gustos, y no adivinarás qué color resultó el preferido para los adultos. BBC compartió los resultados de una investigación realizada en 2007; en ella se determinó el color favorito de un grupo de personas.

El ganador fue el azul para ambos sexos. Sin embargo las mujeres, en promedio, calificaron los tonos rojizos mejor que los hombres.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN