ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

¡Cruzan ‘soplados’ la vía!

I
06 jun 2019 / 09:55 H.

Están ansiosos. Miran al semáforo y hacia los costados de la Francisco de Orellana. La luz cambia de verde a rojo y aceleran el paso, otros corren, pero giran constantemente su cabeza para observar si algún vehículo está a punto de atropellarlos.

Este es el drama diario que viven quienes ingresan a la parroquia Pascuales, que se ha convertido en un desafío para los peatones.

Algunos moradores que fueron consultados por EXTRA aseguran que pasar de un lado a otro es un ‘dolor de cabeza’, por el temor a ser atropellados, mucho más cuando lo hacen con niños o adultos mayores.

Los lugareños indican que cuando el semáforo de la avenida Orellana cambia a rojo (sentido La Aurora-Las Orquídeas), permite la salida de vehículos desde Pascuales y al mismo tiempo el cruce de peatones en la Orellana. Y aquí deben estar con las ‘pepas’ bien abiertas porque pueden ser impactados por los automotores.

¡Cruzan ‘soplados’ la vía!
Los carros que salen de Pascuales no permiten cruzar la ruta con tranquilidad.

“Si alguien anda con niños es peligroso, porque no puede correr”, dice Javier Medina, integrante del Comité de Participación Ciudadana. Él y Dora Margarita Dáger le solicitaron al Municipio de Guayaquil, en 2018, la construcción de un paso peatonal.

Se suman al pedido

Los directores de las escuelas San Gerónimo, Jesús de Nazaret y 10 de Agosto; el comité de damas de la cooperativa de vivienda San Nicolás, liderado por Jenniffer Richard; compañías de tricimotos y padres de familia del programa ‘Creciendo con nuestros hijos’ también se sumaron al pedido, porque se les dificulta el paso por la Orellana.

Aseguran que la presencia de vigilantes de la Comisión de Tránsito del Ecuador no es suficiente para evitar los percances.

Fue aprobado

Las autoridades municipales receptaron el pedido y el alcalde porteño de ese entonces, Jaime Nebot, autorizó el 15 de octubre de 2018 la implementación del proyecto ‘Paso elevado peatonal en las avenidas Francisco de Orellana y Montecristi de la parroquia Pascuales’.

Ahora los solicitantes aspiran a que la obra se inicie pronto para dejar de lidiar con el peligro que significa transitar en una avenida rápida.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN