ACTUALIZADO A LAS
01:19
vacio
-- / --

Las consecuencias del paro afectan al viernes negro en Guayaquil

I
09 nov 2019 / 00:01 H.

Si usted es de los que está ‘pilas’ con las rebajas en el mercado de las Cuatro Manzanas, la Bahía o en el ‘mall del piso’, por el tradicional Viernes Negro (‘Black Friday’) sepa que este año las tremendas rebajas puede que no se den. ¿Por qué? La grave crisis del país los tiene sin cómo rebajar, ¡andan chiros!

Rosa Torres eliminó de sus planes el famoso 2x1 para el próximo 29 de noviembre, porque en su local de ropa no ha obtenido las ganancias suficientes.

Como ella, muchos comerciantes cerraron sus negocios durante 12 días a causa de las paralizaciones en Ecuador, por la eliminación del subsidio a los combustibles, del 2 al 13 de octubre pasado.

▶Lee también: ¡En el centro de Guayaquil hay Viernes ’chiro’!

“Cómo uno va a ofrecer rebajas en el Viernes Negro si por casi un mes no trabajamos. Por los paros y el feriado largo del Día de Difuntos no pude abrir mi local y no he tenido ganancias. A eso, súmele que desde inicios del año decayeron las ventas. Para estas fechas la gente ya anda comprando las cosas de Navidad, pero no viene nadie”, aseguró la propietaria de una tienda de ropa en las Cuatro Manzanas, ubicado en Lorenzo de Garaicoa y Huancavilca.

La crisis económica la afectó al punto que tuvo que prescindir de su única ayudante. Hace un mes, Torres la despidió porque los pocos ingresos que obtenía no le alcanzaban para pagarle el sueldo básico (394 dólares). “Ahora estoy sola. Despedí a mi única ayudante. Si no tengo para pagarle a una empleada, cómo cree que voy a hacer ofertas en el Viernes Negro. Después me quedo en bancarrota”, manifestó.

Las consecuencias del paro afectan al viernes negro en Guayaquil
En la cachinería, suburbio porteño, los ambulantes están preocupados porque no han tenido ventas.

Incluso, está vendiendo sus productos al costo con el fin de recuperar las inversiones. Durante 15 años no tuvo la necesidad de ‘regalar’ su mercancía. “Ya puse algunas cosas en oferta: calzones a cincuenta centavos, blusas a dos dólares, pantalones a cinco dólares, pero aun así no hay clientes por aquí”.

En la cachinería

En la misma situación se encuentra la vendedora Doris Barra, quien no podrá ofrecer descuentos en su puesto de variedades en la cachinería del Puerto Principal, entre las calles 25 y la E, más conocida como ‘mall del piso’.

“Nosotros sabíamos hacer pequeños descuentos para esas fechas, pero este año no se va a poder hacer nada. Las ventas bajaron y estuvimos como un mes sin poder trabajar. El Viernes Negro quedó para el otro año nomás”, mencionó entre risas.

En los agachaditos

Durante dos años Víctor Roca, dueño de un local de encebollados, vendía los platos a 2x1 en Viernes Negro, pero la falta de clientela sumado al cierre obligado no le permite tener la solvencia para celebrar la fiesta de los descuentos. “Este año no hay ofertas. La bandera, encebollado, todos los platos los vendíamos a 2x1 y se llenaba. Ahora, no hay clientes ni en la víspera”.

En la Bahía

En la popular Bahía algunos vendedores de ropa se adelantaron a la fecha. Betzabeth Calderón aseguró que pusieron la mercadería en oferta desde hace una semana. “Necesitamos recuperar los días que no trabajamos y salir de todas las cosas que pedimos para vender hasta diciembre porque si no vamos a tener muchas pérdidas”, señaló.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN