ACTUALIZADO A LAS
10:36
vacio
-- / --

¡Año nuevo, playas sucias! ¿Por qué es la de todos los años?

I
03 ene 2020 / 00:24 H.

Playas sucias, una triste realidad que comienza con cada año. Luego del feriado, en algunos de los balnearios de la costa ecuatoriana se registró gran cantidad de basura desperdigada en montículos que quedaron sobre la arena tras los festejos del Año Nuevo 2020.

Las imágenes fueron difundidas a través de las redes sociales, donde un sinnúmero de usuarios mostró su indignación al presenciar que todos los años se da la misma situación en esta parte turística del Ecuador.

¡Año nuevo, playas sucias! ¿Por qué es la de todos los años?

Cristina Freire Moscoso, ambientalista y miembro de agrupaciones en contra de la contaminación ambiental, mencionó a EXTRA que el problema se debe a que “como ecuatorianos no tenemos conciencia” sobre la protección del medio ambiente y que existe una “falta de cultura” en el desarrollo del cambio climático del planeta.

“Nosotros, los ecuatorianos, no contamos con una educación plena sobre la contaminación ambiental. Es un ‘mal’ que se vive a diario; no solo ahora en la playa, sino que la situación es la misma todos los días en otros espacios”, dijo Freire, ingeniera agrónoma.

Y es que, por si aún no queda claro, las latas de cerveza, botellas de licor, colillas de cigarrillos y vasos plásticos —dijo Cristina— contaminan y perjudican la vida marina de las playas. Además, este es un problema global que aumenta de forma alarmante.

Lee también: Acción por el planeta reunió a autoridades, estudiantes y comunidad

“Aun conociendo la gravedad de las consecuencias, muchas veces damos prioridad a los tiempos de recreación o descanso, y olvidamos la responsabilidad que tenemos frente al cuidado y protección de nuestro entorno natural”, criticó

La experta dijo que existe un estudio de Greenpeace sobre el plástico en la costa del Pacífico ecuatoriana; la investigación apunta que cada segundo los océanos reciben más de 200 kg de basura, y que 8 millones de toneladas llegan a los mares cada año, debido al abandono o la mala gestión de esta, formando el 60-80% de la basura marina, en su mayoría en forma de micro plásticos.

“Aunque se desconoce la cantidad exacta de plásticos en los mares, se estiman unos 50 billones de fragmentos, sin incluir los trozos que hay en el fondo marino o en las playas”, acotó Freire.

¿Qué podemos hacer?

Como turistas o visitantes de playas, debemos mantener un equilibrio entre el disfrute de las mismas y la protección de los ecosistemas costeros.

“Al visitar una playa, seamos responsables y no olvidemos llevar una mochila o bolso con platos y cubiertos no desechables, una botella rellenable para evitar comprar agua o jugo en botellas plásticas, y una bolsa para la basura que generemos y la que encontremos”, aconsejó.

La experta mencionó que si eres propietario de restaurantes, hoteles o casetas, indica en el reglamento de tu establecimientos las normas de orden, limpieza y protección al medio ambiente, y socialízala entre tus clientes.

Lee también: ¡Los miles de peces llegados a las playas no son de consumo humano!

Las autoridades también tienen una función que no siempre cumplen: habilitar lugares donde los visitantes de las playas depositen sus desechos. No obstante, eso no es excusa: nosotros mismos podemos agrupar la basura que generamos.

¿Qué se está haciendo?

Según Freire, el Estado ha emitido reglamentaciones para el uso y goce de las playas marítimas, y códigos de comportamiento para la protección de los ecosistemas playeros. Sin embargo, estos instrumentos jurídicos han sido ineficaces frente a las necesidades de este sector y el cuidado del medio ambiente, pues —afirmó— no se cumplen.

“Compete al gobierno establecer políticas públicas claras que permitan dar una solución integral para ver un verdadero impacto en las zonas costeras del territorio ecuatoriano, con leyes estrictas, que manifiesten derechos, deberes y responsabilidad de todos los actores (gobierno, autoridades, comerciantes, turistas y visitantes) en el contexto turístico de las zonas costeras”, explicó.

La ingeniera mencionó que varios países del mundo han tomado la decisión de aplicar herramientas que ayuden a proteger las playas, y estrategias que lleven a la sostenibilidad de los ecosistemas marinos. “Ecuador debe analizar qué herramientas o metodología se tienen que usar para evaluar la calidad ambiental de playas y para un desarrollo sostenible de la vida submarina”, agregó.

Lee también: Preocupación en turistas y nativos por color verde del mar

RECOMENDACIONES

- La playa es un lugar de todos, un hogar. Entonces hay que respetar el lugar que compartimos todos, no tratarlo como un basurero. Menos cuando es una belleza natural y que, sobre todo, nos ayuda a subsistir.

- En algunos lugares públicos se fomenta el reciclaje con la separación de la basura de acuerdo a su tipo. Encárgate de poner tu basura en el lugar correcto (desechos orgánicos, reciclables o no reciblables). Lo orgánico es todo lo que sea comida, papel y lo más fácil de degradar, lo inorgánico implica plásticos, latas y materiales más difíciles en degradar.

- Si eres fumador, recuerda siempre recoger tu colilla, ¡la arena no es un cenicero público!

- Recuerda recoger la ‘popó’ de tu mascota y deposítala en la basura. La playa no es un lugar para que los perritos ni tú hagan sus necesidades biológicas. ¡Acude al baño más cercano!

- Si vas a llevar agua a la playa de preferencia compra un thermo que te dure más, el consumo de plástico debe acabar, es uno de los materiales que tardan más en degradarse.

Que unos de tus objetivos de este 2020 sea comenzar el 2021 con nuestras playas limpias. Depende de nosotros.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN