ACTUALIZADO A LAS
18:39
vacio
-- / --

El río Timbo, en Machachi, tiene un alto nivel de contaminación

Quito ·
I
14 feb 2020 / 09:40 H.

El río Timbo nace de tres ‘ojos’ de agua subterránea, en la parte alta de Machachi, cabecera cantonal de Mejía. De allí sale cristalina, pero en su trayecto su aspecto y olor cambian drásticamente.

Guadalupe Montatí cuida de sus cultivos en el barrio Tahuachi. Ella recuerda cómo era convivir con el río hace algunas décadas. “Les bañaba a mis hijos ahí, incluso cuando se portaban mal les llevaba a darles un baño”, dice entre risas.

Desde hace unos 25 años es distinto, el agua poco a poco empezó a contaminarse por el crecimiento demográfico, el desecho de residuos y la desembocadura de algunas alcantarillas. “Hasta cogíamos agua en baldes para cocinar”, relata.

El 14 de enero de 2019, el Municipio de Mejía declaró emergencia en la Dirección de Servicios Públicos para solventar las falencias sanitarias en el camal, los cementerios municipales, los mercados, la recolección de basura y la feria de animales.

Lee también: Aguas servidas aún contienen residuos de heces

La contaminación de esta acequia es solo una derivación, por ejemplo, del manejo de desechos del ganado faenado en el camal: vísceras y litros de sangre iban a parar en estas aguas. Aunque para los moradores esta no es la única causa.

“Está cerrado ahora el camal, en todo caso ya debió limpiarse el río, pero no”, expresa Marcelo Caiza, otro vecino de la zona.

Los sistemas de alcantarillado desembocan en el río, además de que algunos ciudadanos también tiran basura en la quebrada.

Iván Reinoso, director de Gestión Ambiental, informó que el camal es el principal foco de contaminación, pero que ya se prevé una nueva forma de manejo de residuos. “Tendremos gestores ambientales para tratar este tema”, explicó.

PLAGAS

El río Timbo, en Machachi, tiene un alto nivel de contaminación

La mayoría de los habitantes de los barrios de Las Orquídeas, Marta Enríquez, San Antonio de Uribe y Tahuachi –por donde pasa el río– se dedican a la siembra de verduras y hortalizas. Aparte de que no pueden usar esta agua para sus cultivos, también deben lidiar con la presencia de ratas.

“Nosotros sembramos coliflor, brócoli, papanabo, pero se pierde bastante, porque las ratas se comen las plantas”, relata Caiza. Este perjuicio representa al menos el 40 % de las ganancias.

“Antes nos bañábamos nosotros, ahora se bañan las ratas”, dice Guadalupe Montatí, quien vive en la zona desde que nació, hace 62 años.

Los comuneros tratan de salvar sus sembríos y los vigilan a diario, pero es en la noche cuando los roedores salen de la quebrada para alimentarse.

Reinoso explicó que sí se tiene proyectada la recuperación de este afluente, para lo que se invertirán 200 mil dólares.

“Estamos actualizando los estudios para proceder con la construcción de interceptores; es decir, para que las aguas servidas ya no vayan al río”, expresó. Esto tomará al menos un año.

Lee también: ¡Año nuevo, playas sucias! ¿Por qué es la de todos los años?

ACTIVIDADES DIARIAS

Algo tan básico como comer se ha vuelto incómodo para los habitantes de esta zona debido al mal olor, sobre todo en época de sol. “A veces es mejor no hacerlo, porque es insoportable”, comenta Ligia Quiña, también moradora.

Además, a pesar de que el barrio está ubicado en la parte baja de Machachi, el agua potable no llega y deben esperar a la noche para bañarse, por ejemplo.

La declaratoria de emergencia se extenderá por 180 días. Roberto Hidalgo, alcalde de Mejía, comentó que este recurso permitirá tener el presupuesto adecuado para solucionar los problemas sanitarios de la ciudad.

El río Timbo, en Machachi, tiene un alto nivel de contaminación

ASÍ OPINA

Antes nos bañábamos en el río. Como no había agua potable llevábamos esta para usarla para la comida”.

Ligia Quiña

Comunera

180 días se extenderá la emergencia declarada en la Dirección de Servicios Públicos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN