ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

¡Hasta se revolcó para que no lo atrapen!

I
12 sep 2019 / 21:39 H.

El singular aspecto de un hombre esposado llamó la atención de los usuarios de la Fiscalía de Flagrancia, en el norte Guayaquil. Vestía una camiseta rosada con la leyenda, “mamá de una princesa”. También tenía puesta una pantaloneta púrpura. Ambas prendas de vestir estaban sucias de polvo.

Eran las 17:30 de este jueves 12 de septiembre del 2019 cuando el sujeto, de una delgada figura, hizo su aparición, llevado del brazo por un policía. Se trataba de un delincuente detenido una hora antes en Mapasingue, luego de robarle a un taxista.

El policía Miguel Vivero, quien participó de la captura del implicado, refirió que mientras realizaba un patrullaje por la zona, un taxista se acercó hacia él para pedirle ayuda.

“El chofer dijo que le habían sustraído su celular con un arma de fuego. Yo me subí en el taxi y dos compañeros más venían atrás en motos para localizar al sospechoso”, contó Vivero.

A pocas cuadras, los uniformados vieron al ‘pillo’, quien al notar que lo buscaban, intentó correr. Vivero se bajó del vehículo para perseguir al individuo junto a sus compañeros.

En su desesperación, el hombre perseguido se tiró al piso y se revolcó para evitar ser agarrado por los policías. Pero su estrategia no fue efectiva, pues finalmente lo atraparon.

Vivero indicó que el aprehendido tiene dos detenciones anteriores precisamente por robo. Tenía en su poder el dispositivo sustraído y un revolver con el que, al parecer, intimidó a la víctima.

El involucrado fue presentado al fiscal de turno para que determine su situación legal.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN