ACTUALIZADO A LAS
01:05
vacio
-- / --

28 niños habrían sido maltratados por su docente en Quito

Quito ·
I
17 feb 2020 / 17:49 H.

Fueron dos años lectivos en los que 28 alumnos recibieron maltratos supuestamente por parte de su profesora. El grupo cursó 4to y 5to año de básica en un plantel quiteño, en medio del terror, según cuenta una de las madres de los afectados.

Los padres de familia se dieron cuenta del supuesto abuso escolar al iniciar el presente año lectivo. La nueva maestra alertó. “Le preguntaban si ella también los va a amarrar o les va a tapar la boca como la vez anterior”, explica.

La progenitora contó que durante ese tiempo notaba también que el menor tenía heridas en las comisuras de los labios, se las curaba y cuando volvía a la escuela le volvían a sangrar. “Decía que abrió la boca sin darse cuenta, pero lo que pasaba es que ella les tapaba la boca con cinta adhesiva”, cuenta.

Además, los niños afectados contaron que la docente los amarraba de pies y manos, durante cuatro horas, las primeras del día escolar y que no gozaban de su espacio de recreo. A otros menores llegó a golpearlos con una correa. Una de las madres habría notado las marcas de los correazos.

“A un niño de tez trigueña le ponía apodos”, cuenta.

Pusieron una denuncia

28 niños habrían sido maltratados por su docente en Quito
Los padres de familia se mantienen en zozobra porque aseguran que existen inconsistencias en el caso.

Luego de la alerta hubo una reunión y presentaron una denuncia a las autoridades del colegio el 15 de octubre de 2019. El Consejo de Protección de Derechos de Quito informó sobre el caso en un comunicado y pidió al Ministerio de Educación que “suspenda a la docente y presente la respectiva denuncia en la Fiscalía”, la tarde del domingo.

De los 28 niños que habrían sufrido el acoso escolar, solo cuatro de sus madres presentaron la denuncia, según la madre de familia, pues el resto estaría siendo amedrentado por la implicada.

Ellos se habrían negado a contar lo que sucedía porque la maestra supuestamente los amenazaba con mandar presos a sus padres. “Hasta les dijo que podían irse a un orfanato. Que era familiar de un exministro”, cuenta.

▶Lee: No soportó separación de sus padres y se mató

Según Sybel Martínez, presidenta del Consejo de Protección de Derechos de Quito, a la maestra le abrieron un sumario administrativo y la suspendieron por 90 días, tiempo que se cumplió la semana pasada. Entonces el terror volvió a los niños.

“No es suficiente, además existen inconsistencias. El Distrito de Educación debió derivar el caso a la Fiscalía”, explica Martínez.

Este Diario se acercó a la institución para conocer la postura de las autoridades, pero uno de los funcionarios dijo que cualquier información la entregaría el Distrito de Educación. Esa información fue solicitada, pero todavía no ha habido respuesta. El funcionario refirió que la maestra no acude al establecimiento en estos días.

Una asignatura pendiente

Martínez afirma que se deben redoblar esfuerzos para supervisar el desempeño de las instituciones educativas públicas y privadas. “No hay estadísticas, ni estudios que nos permitan monitorear la violencia en las aulas”, explica.

Martínez no descarta que la maestra sea juzgada por tortura que, según el Código Orgánico Penal (COIP), tiene una pena de 7 a 10 años, pero que se agrava cuando la víctima es menor y quien la comete es un servidor público. “Es claramente un delito”, concluye.

EXTRA omitió los nombres de la madre y del plantel educativo para proteger la identidad de los niños.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN