ACTUALIZADO A LAS
15:05
vacio
-- / --

Marcaban con sellos la ‘grifa’ para no confundirse

I
18 jun 2019 / 20:16 H.

Los 263 paquetes de clorhidrato de cocaína que agentes de la Unidad de Antinarcóticos de la Policía Nacional hallaron en un barco el lunes tenían un detalle particular.

La ‘merca’ tenía varias marcas para que quienes la iban a recibir la puedan identificar.

El hallazgo se realizó el pasado lunes, en un buque con destino hacia Bélgica que iba a zarpar desde el puerto de Posorja.

“Esta modalidad es la gancho ciego, que consiste en que una vez que el contenedor es inspeccionado, lo contaminan (de sustancias)”, explicó el coronel Freddy Sarzosa, subdirector nacional de Antinarcóticos.

Sarzosa explicó que la sustancia estaba distribuida en sacos de yute dentro de maletas en uno de los compartimentos de la embarcación. El peso del alcaloide es de 262 kilos.

Los sellos que tenía el cargamento eran principalmente de animales: colibrí, oso, hipopótamo. Los distintivos también eran de una corona y de un auto de la marca Ferrari. “Esto nos da a entender quiénes eran los dueños del alcaloide o las personas que debían recibirlo”, refirió el coronel.

Ese mismo lunes, los uniformados incautaron más de una tonelada de cloruro de calcio (empleado para secar la cocaína) y 99 kilos de bicarbonato de sodio.

Los elementos químicos estaban en el interior de un carro que salía de Guayaquil y en el que iban dos personas que resultaron detenidas. Con esa carga se pudo haber procesado 4.5 toneladas de drogas, informó Sarzosa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN