ACTUALIZADO A LAS
11:46

Durán está en rojo, pero la gente ‘camella’ en verde

Durán ·
I
22 may 2020 / 00:01 H.

Comerciantes en las veredas, transeúntes ‘pegaditos’, carros irrespetando la circulación por placas. Así es la vida en Durán, donde algunos creen que están en semáforo amarillo cuando aún siguen en rojo. La confusión se origina por su cercanía con Guayaquil.

Diana Borbor vive en el Puerto Principal, pero por cuestiones laborales va a la ciudad Ferroviaria. Ella señaló que está confundida con las normativas de ese cantón.

Lee también: Informales aprovechan el ‘semáforo’ para ocupar calles

“En Guayaquil estamos en amarillo, pero acá en rojo no sé si los buses circulan con normalidad”, dijo la joven, que llega a la localidad tres veces por semana.

De la misma manera, Esther Rodríguez, habitante de dicha ciudad, señaló que para ir a realizar las compras al mercado no pudo transportarse en su carro, porque desconocía si su vehículo tenía restricción por número de placas. Ella también asegura que hay desorden entre los comerciantes. “Se ponen en las veredas a vender sus productos sin el debido cuidado”, comentó Esther, quien la mañana de ayer acudió al mercado de Las Manuelas, ubicado en el centro del cantón.

Durán está en rojo, pero la gente ‘camella’ en verde
Comerciantes venden sus productos sin las debidas precauciones sanitarias.

Algo similar sucede en la quinta etapa de la ciudadela El Recreo, cerca al mercado municipal del sector. En este lugar los vendedores ofrecían frutas, legumbres y hasta proteínas (carnes) con pocas medidas de bioseguridad.

El vendedor de mariscos, Wellington Pérez, dijo estar consciente que Durán está en rojo y lo contagioso que es el virus del COVID-19, pero afirma que tiene que llevar la ‘papa’ a su casa.

Pero no solo los comerciantes serían un problema, también el distanciamiento social que no se cumple entre los usuarios de los buses de transporte urbano que aguardan las unidades en los paraderos.

Carmen Jiménez, habitante de la ciudadela Abel Gilbert, reconoce que al regresar a su casa, desde el mercado, le toca esperar en los paraderos, donde al menos una docena de personas están en un espacio de cinco metros por tres.

Ella y otros ciudadanos aseguraron que estas situaciones se dan por las necesidades de salir a comprar y también con la confusión que existe con las normas de las ciudades cercanas (Guayaquil y Samborondón, en amarillo).

“Miles de personas que viven en Durán trabajan en Guayaquil, por eso no sabemos qué pasará o cómo se deben movilizar”, añadió Pedro Gómez.

A la espera de resultados

El alcalde de Durán, Dalton Narváez, dijo que junto a la Prefectura del Guayas han realizado centenares de pruebas de COVID-19, el pasado lunes y martes, en diferentes barrios y que dependiendo de este estudio, que tenía previsto ser entregado ayer, hoy comunicará si el cantón pasará a amarillo.

“Conocemos que hay confusión, por eso hemos dado la orden de flexibilidad con respecto a la circulación de personas y vehículos”, indicó Narváez.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN