ACTUALIZADO A LAS
01:02

Detención de ‘choros’ se hizo viral por una agente

Quito ·
I
11 feb 2019 / 16:00 H.

Cuatro hombres circulaban a bordo de un taxi por las mismas calles de Cotocollao, norte de Quito. Los ocupantes de ese vehículo miraban desde el interior a los clientes de algunos locales comerciales para luego asaltarlos.

Sus movimientos fueron seguidos por agentes, que lograron interceptarlos: los detuvieron justo cuando iban a cometer otro delito en los exteriores de una entidad financiera del mismo sector.

Tras capturarlos, se procedió a revisar el vehículo en el que se trasladaban: un auto amarillo con franjas negras que había sido reportado como robado el pasado 4 de febrero. Adicionalmente, los agentes hallaron cuatro teléfonos celulares, que también estaban reportados.

El caso hubiera sido uno de tantos de no ser por una fotografía que rápidamente circuló por redes sociales. En la imagen se ve a una de las agentes apuntando a los implicados con una pistola.

Durante el procedimiento, cuando se revisó el historial penal de los sujetos, se confirmó que solo uno tiene antecedentes por estafa, falsificación de firmas y falsedad de información.

En la diligencia, un juez ordenó el inició de la instrucción fiscal por 10 días por el delito de receptación, tipificado en el artículo 202 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y cuya sanción es de seis meses a dos años de cárcel.

Tres de los cuatro detenidos recibieron prisión preventiva; mientras que al cuarto le dieron medidas sustitutivas: deberá presentarse en la Fiscalía todos los días. Dos de los procesados son venezolanos, uno es colombiano y el cuarto es ecuatoriano.

En el caso existe una denuncia por robo de una mujer, lo que simplificó el proceso. La audiencia de juicio directo se realizará el 18 de febrero en una dependencia del norte de Quito, a las 15:30.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN